9 de May de 2012 00:02

Otra ciclista muere por inseguridad vial en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El domingo último, mientras se celebraba el noveno aniversario del ciclopaseo y se difundían las normas de seguridad para los ciclistas, Gabriela Mejía (25 años) fue víctima de un accidente en la av. Cardenal de la Torre, en la Quito Sur. Ella no llevaba casco y se golpeó la cabeza contra el asfalto.

Ayer, su padre, Vladimir, confirmó la muerte de la ciclista. Según versiones de testigos que también participaban en el ciclopaseo, Gabriela circulaba en sentido norte-sur. Otro ciclista la rebasó a gran velocidad y por una falla de cálculo se chocaron. Ambos cayeron al suelo. Él se levantó y ella quedó en el piso.

El padre de Gabriela informó que sufrió fracturas en el cráneo y cuello, y falleció a las 15:45 del pasado domingo, en el Hospital Metropolitano. “Era la primera de tres hijos, e profesión ingeniera en sistemas y participaba todas las semanas en el ciclopaseo”.

Él se enteró del accidente por la llamada de su hijo Mario, quien la acompañó en la ambulancia. Ayer, los familiares de la fallecida se acercaron al camposanto Monte Olivo para retirar sus restos.

Édgar Cruz, ciclista que participó el pasado domingo en el ciclopaseo, comentó que fue el primero en socorrer a Gabriela. Estaba a 30 metros de distancia. “No vi exactamente cómo fue el impacto. Me percaté cuando los dos ciclistas cayeron al suelo”.

Cruz narró que el sujeto, que según los testigos habría golpeado la bicicleta de Mejía, se incorporó con dificultad. Tenía unos 60 años. No podía caminar bien, estaba en shock y balbuceaba. “La joven no se pudo levantar. Intentaba abrir los ojos, pero se quedó inconsciente. Ella sangraba por la boca y por la nariz”.

El resto de deportistas hicieron varias llamadas al número de emergencias. “Empecé a desesperarme y fui a la Fundación Tierra Nueva, que estaba cerca. Me dijeron que no había emergencias, que atendían solo de lunes a viernes”.

Según la Cruz Roja, entre las secuelas que dejan los accidentes que ocurren con más frecuencia durante la jornada del ciclopaseo, están las heridas y golpes leves producto de caídas. Además del último accidente, Byron Pereira, coordinador de Gestión de Riesgos de la Cruz Roja de Pichincha, aseguró que no se han reportado otros que hayan requerido hospitalización de los involucrados.

Para reforzar la seguridad durante la realización de los ciclopaseos dominicales, la Unidad de Socorro en Bicicleta de la Cruz Roja monitorea la ruta por la que circulan los ciclistas desde el parque de Las Cuadras, en el sur, hasta Parques del Recuerdo, en el norte de la ciudad.

Pereira explicó que hay 22 voluntarios de la institución que forman grupos de tres personas, los cuales se distribuyen en varios tramos de la ciclorruta, que es de 28 kilómetros.

Cada grupo está equipado con un botiquín de emergencias para atender lesiones leves. Acotó que la institución colabora en el ciclopaseo desde abril de este año.

Andrés Álvarez participa en el ciclopaseo desde hace siete años. Su salida es desde Ponciano Alto y llega hasta Quitumbe.

En su opinión, el principal factor de riesgo en el ciclopaseo es la imprudencia de los ciclistas. “Van en sentido contrario, a altas velocidades y sin prestar atención a quienes también cicleamos a su lado o venimos en otras direcciones”. Todos los domingos, él ha sido testigo de caídas y golpes entre los asistentes, por estas actitudes.

“He tenido algunos accidentes, no por la falta de señalización o vehículos, sino por ciclistas irrespetuosos, niños sin cuidado de sus padres y hasta por las mascotas que dejan sueltas”.

Reconoció que de cada 20 personas en bici, solo una lleva casco. Para él, a lo largo del trayecto, por los accidentes que ha presenciado, los sectores más peligrosos se ubican en la Galo Plaza, frente al Colegio Cotac. También en el sector de La Carolina, por la concurrencia de gente. Otros puntos conflictivos son en la calle Olmedo y Guayaquil, en el Centro Histórico y en la bajada del Parque Lineal. “En estos dos últimos sectores, la gente se cruza sin cuidado”.

María Belén Cuesta, directora de la Fundación Ciclópolis, colectivo que organiza el ciclopaseo, aseguró que a los asistentes se les brinda la mayor seguridad posible. Las principales, el cierre de calles con vallas, cintas y conos anaranjados. También se pide el apoyo del Municipio y, en ocasiones, de la Policía Nacional. “Hemos pedido apoyo de los uniformados pero es eventual. Nosotros mismo damos seguridad.

HAGA CLIC PARA AMPLIAR LA IMAGEN

Los ciclistas atropellados en la ciudad, en lo que va de este año  


Enero
En la zona ampliada de la ciclovía,  en el kilómetro  6, Fernando Merino casi fue atropellado por un conductor que manejaba  a  alta velocidad. Él siguió al chofer, pero este se bajó  y lo golpeó.

28 de enero
Pablo Ochoa, ciclista de ruta, sufrió un accidente mientras se  entrenaba en la av. De los Shyris.A las 06:30, el conductor de un auto particular lo impactó por detrás. Quedó lesionado.

30 de marzo
Martín Varea, primo de Salomé Reyes, fue atropellado en el cruce de la calle ubicada antes del ingreso al Cañón del Chiche. Él permaneció durante  dos semanas en cuidados intensivos.


5 de abril
Daniel Espinoza, de 33 años, fue  encontrado inconsciente sobre la calzada de la vía a Tababela. Su bicicleta estaba destruida. Pasaron más de
30 minutos hasta que  fue trasladado al hospital.


6 de abril
Pablo Vallejo circulaba en su bicicleta por la avenida De  los Shyris (frente al parque La Carolina), en el carril derecho. Un bus lo rebasó y se detuvo para tomar pasajeros. Él no alcanzó a frenar.

29 de abril
Salomé Reyes, de 33 años, falleció  mientras se entrenaba. El conductor de un bus la atropelló, en Cumbayá,  y huyó. Ella era odontopediatra. Se alistaba para la vuelta al Ecuador.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)