19 de March de 2010 00:00

Los centros de revisión de la Corpaire tienen tres problemas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Los centros de revisión vehicular presentan tres inconvenientes. La larga espera en las calles aledañas a los centros, las fallas en los sistemas de matriculación y la concurrencia de autos con placas fuera del cronograma son los principales problemas.

El sistema, empleado desde el 1 de febrero, fue una propuesta del Cabildo para mejorar el servicio y evitar la saturación de carros en los centros en las últimas semanas de julio y diciembre.

Sin embargo, pese a los intentos de organización, las largas filas continúan. Mónica Ramírez estuvo dos horas haciendo fila en el centro de revisión San Isidro.

Al sitio llegó ayer a las 08:30 para chequear su vehículo. Después de esperar una hora y media en el sol, pudo ingresar a la revisión. Una vez dentro, el pago, la revisión y el papeleo no tardaron más de media hora.

Ramírez dijo que siempre acudía a revisar el auto en los primeros meses del año, justamente para evitar las largas colas en diciembre. “Pedí permiso en mi trabajo pero no pensé que se demoraría tanto tiempo”.

Aunque para Sonia Cruz la organización requiere solo ciertos ajustes. Cruz fue el pasado miércoles en la tarde a revisar su auto en Guajaló. En el lugar esperó una hora y media y su vehículo no pasó la revisión. Los técnicos del Centro le informaron que el problema era por gases y que regresara ayer al mediodía porque no hay mucha gente.

Por lo que esta moradora de La Magdalena acudió ayer a las 12:00 y solo esperó 30 minutos para ingresar. Ella cree que para evitar la fila, la atención debe ser exclusiva para los autos con placas terminadas en 2, de acuerdo con el calendario de la Comisión Nacional de Tránsito.

En la fila de 22 carros en la que estaba Cruz, 12 de ellos tenían sus placas terminadas en 2, que según el calendario de revisión es el dígito que debe revisarse en marzo. Asimismo, de 54 autos que hacían fila en la calle 1 de La Florida Alta, la mitad era de autos de otros dígitos.

Julio Pucachaqui, quien acudió a revisar su camioneta de placas PEO-334, estaba en la fila de ese centro ayer en la mañana. Luego de la revisión admitió que la cola se hace larga porque no están solo los propietarios de autos con placas terminadas en 2.

Bladimir Ibarra, técnico de la Corpaire, aseguró que desde la próxima semana se tomarán algunas medidas para evitar más quejas de los usuarios. Para el funcionario, el servicio se dispuso con el fin de que los ciudadanos cumplan a tiempo con la revisión y matriculación en un solo centro. Pero aseguró que hace falta tomar medidas para que el calendario de revisión por placas se cumpla. “De esta manera se organiza mejor la revisión y eso se muestra en las comparaciones con los años anteriores”.

Así, en el 2008, la revisión diaria en los seis centros no superaba los 1600 vehículos. Ahora, según el promedio diario registrado por Corpaire, se revisan 2 519, es decir que la cifra se incrementó en un 47% en los días laborables. Los sábados, las cifras crecieron en un 67%. De 950 autos diarios que se revisaron en el 2008, este año son 1 600. Según Ibarra, esas cifras son comparables con las dos últimas semanas de julio y diciembre de todos los anteriores años.

La matriculación en los centros también causa molestias. Allí se pueden realizar solo renovaciones. Las personas que tienen su matrícula caducada, tienen autos nuevos o tramitan el cambio de dominio deben acercarse directamente a las oficinas de la Comisión Nacional de Tránsito.

A pesar de que, según Ibarra, es un compromiso de la Comisión contar con todo el sistema y las especies necesarias para emitir nuevas matriculaciones y renovar matrículas caducadas desde el próximo mes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)