29 de June de 2010 00:00

Un centro nocturno para los niños

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Seis pequeñas camas, con coloridas cobijas, están casi al nivel del piso, en una habitación. En otro dormitorio, con figuras infantiles sobre sus paredes azuladas, se ubican ocho catres más. En las puertas, dos carteles señalan quiénes serán sus ocupantes: ‘Niños de 0 a 2 años’ y ‘Niños de 3 a 5 años’.

Es el nuevo Centro de Referencia Guagua Quinde, regentado por la Fundación Patronato Municipal San José. Actualmente, funciona en la zona de La Mariscal y ofrece cuidado nocturno.

Judith Morejón, coordinadora del centro, cuenta que el proyecto está orientado a los hijos de quienes trabajan en este sector durante las noches. Por ejemplo, vendedores de caramelos, de flores, cuidadores de autos, etc.

“Veíamos que mientras los padres trabajaban en las calles, los pequeños los acompañaban. Ahora buscamos ayudar a esas familias y trabajar con ellas”.

La propuesta surgió luego de un estudio, realizado el año pasado, que determinó que unos 40 niños, menores de cinco años, acompañaban a sus padres. Estos últimos trabajan en las calles de La Mariscal, en las noches.

Algunos pequeños vendían caramelos en las esquinas, otros dormían en las calles en improvisadas camas de cartón.

La guardería se levantó sobre un terreno de 417 m². Tiene capacidad para albergar a 40 niños.

En medio de los dormitorios, ubicados en el segundo piso de la vivienda, hay un salón de juegos, con colchonetas azules.

También hay una sala con un televisor y un espacio para títeres, rodeado de 10 pequeñas sillas. En otro cuarto, sobre una mesa, se encuentra la planificación diaria y semanal de dos de los siete técnicos que trabajan en el centro.

Hasta el momento, los padres de seis niños llegaron a la guardería Guagua Quinde, para averiguar qué deben hacer para dejar a sus hijos en ese centro. Por esa razón, la difusión del servicio es una parte clave para el proyecto.

Los interesados pueden dejar a sus hijos desde las 19:00 hasta las 02:00. El servicio es gratuito.

“Los niños no se quedan a dormir, porque eso sería quitarles una responsabilidad a los padres. Terminan de trabajar y pueden retirar a sus pequeños, para volver a sus casas”, dice Morejón.

En las mañanas, solo Jhojan, de 8 años y Mishell, de 11, llegan hasta el Guagua Quinde, para realizar las tareas escolares. Aunque el servicio de la casa es nocturno, los niños reciben atención.

“Los acogimos porque los encontraron haciendo deberes en la vereda. Sus padres venden dulces en la calle Juan León Mera y en la avenida Amazonas. Tampoco podemos ignorar esa realidad. Por eso les ayudamos”.

Los dos hermanos estudian en la Escuela Manuel de Jesús Calle, ubicada en El Camal.

Mishell, al igual que su hermano, sonríe al afirmar que le gusta “hacer los deberes en esta casa”. Asienta los libros y los cuadernos sobre las pequeñas mesas con asientos fosforescentes.

Para Fabricio Caicedo, jefe de Seguridad de La Mariscal, esta iniciativa es un gran avance. “Los niños están seguros y se evitará que asuman roles de adultos”.

Actualmente, se receptan las inscripciones, de lunes a viernes, desde las 09:00 hasta las 17:00.

El cuidado nocturno es de martes a sábado, cuando más actividad hay en el sector de La Mariscal. En toda la zona hay 372 locales comerciales, entre bares, karaokes, discotecas y restaurantes, según los registros de la Gerencia de La Mariscal.

El Centro Guagua Quinde se encuentra ubicado en la Juan León Mera N24-307 y Colón. Un cartel con datos del centro se muestra en la puerta turquesa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)