9 de June de 2012 00:03

El caso de los chalecos perjudica al motociclista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

Los motociclistas que no usen casco y chaleco serán sancionados con el 30% del Salario Básico Unificado y perderán seis puntos en la licencia. Según la Ley de Tránsito, quien incumpla esa disposición incurrirá en una contravención grave de primera clase.

A pesar de ello, Mauricio Peña, director de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), anunció el jueves en la noche que queda suspendida temporalmente la obligatoriedad del uso de esa prenda.

El anuncio de Peña se contrapone con la disposición legal. Las autoridades de la ANT aún no han explicado cómo exigirán a los motociclistas el uso de las prendas retrorreflectivas. “En los próximos días se emitirá una resolución definitiva en consulta con las autoridades de seguridad del Gobierno Nacional”, se informó en un comunicado de la entidad.

La obligatoriedad del uso del chaleco empezó a regir a inicios del año pasado. Según las autoridades, una de las consideraciones para su aplicación fue el aumento del sicariato y de los delitos que se cometían en motocicleta. “Es necesario o no el uso de chalecos, yo creo que sí. Debemos discutir si estos han contribuido a la reducción de la inseguridad, los datos nos dicen que no”, aseguró Peña.

Los motociclistas recibían las prendas en el momento de la matriculación del vehículo. La Agencia les entregaba dos unidades para todo el año. Aunque en los costos del trámite no está especificado un rubro por el chaleco, Orlando Huera, miembro del Directorio de la Asociación de Trabajadores Motorizados, informó que se incrementó el monto a pagar hasta en USD 15.

Ayer hubo motociclistas que aún utilizaban la prenda. Al mediodía, por la av. Pedro Vicente Maldonado y Balzar, en 15 minutos pasaron 13, solo uno no lucía el chaleco. Édison Ortega aseguró que seguirá utilizándolo por precaución. “La Policía molesta y quiero evitarme problemas”.

El motociclista Javier Moreno también seguía usando el chaleco que le entregó hace un año la ANT, aunque las costuras estaban abiertas. La tela donde se encuentra el número de la placa estaba desprendiéndose de los tirantes. Para él, la resolución de la entidad es acertada. “Era peligroso porque los tirantes se caían con mucha facilidad”.

Peña informó que devolverá a la empresa proveedora todos los chalecos que están guardados en las bodegas de la Agencia Nacional de Tránsito (no precisó el número). “No cumplían las características técnicas establecidas en el contrato, por eso se los devolverá y se exigirá a la empresa que reembolse los recursos entregados por la ANT”.

Añadió que ya han llegado a un acuerdo y que la empresa devolverá el anticipo, pagará multas por los daños ocasionados.

Para la adquisición de1,2 millones de chalecos de seguridad reflectivos, la ex Comisión Nacional de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial (Cntttsv) pagó USD 9,7 millones, en dos contratos. Adicionalmente, USD 6, 4 millones por 600 000 placas para motocicletas. Ambos contratos se celebraron entre enero del 2010 y el 2011.

Sin embargo, según un informe de Contraloría, la Comisión certificó que hasta diciembre del 2011 solo existían 273 144 motos matriculadas a escala nacional. Es decir, que, al parecer, se sobredimensionó la compra.

Ricardo Antón Khairala, ex director ejecutivo de la Comisión, fue quien -según el informe de Contraloría- suscribió los dos convenios con Intercontinental de Materiales Compañía Anónima IMC C.A.

Para suscribir los convenios no existió un estudio técnico previo que señalara el número de usuarios ni la calidad de chalecos y placas requeridos en diferentes provincias.

Los chalecos empezaron a entregarse en febrero del año pasado, pero el registro de las sanciones se inició en mayo. En los últimos 12 meses, la Policía de Tránsito ha emitido 2 693 sanciones a motociclistas que no utilizan el casco o esa prenda.

Aunque hay conductores que utilizan el chaleco con la placa impresa, hay quienes llevan sobre sus espaldas mochilas u otras ropas que cubren casi por completo esta prenda.

Según la Asociación Ecuatoriana de Motociclistas (Aemoto), actualmente uno de cada dos motociclistas que circulan en las calles utiliza el chaleco. En un monitoreo realizado por este Diario, de 100 motociclistas que circularon por la av. Amazonas, a la altura de la calle Jorge Washington, 51 no utilizaban el dispositivo. De los otros 49, hubo 13 que habían adaptado la parte impresa con la placa del chaleco original a otras prendas.

Wilson Chicaiza conducía su motocicleta usando un chaleco especial. Lo compró en USD 20. Sobre este pegó el número de la placa de su moto. Antes de salir de su casa, en el sur, escuchó el anuncio del director de la ANT, pero no sabe desde cuándo rige. Por ello ayer siguió usando la prenda. “Seguiré ocupándola hasta que nos den una nueva. Esperemos que esa sí sea de buen material”.

Un policía que controlaba el tránsito en el sector de la Villa Flora, que prefirió mantener en reserva su nombre, dijo que oficialmente no le han dicho que ya no controle el uso del chaleco, pero que escuchó en las noticias las declaraciones del Director de la Agencia Nacional de Tránsito. “Deberían utilizarlo por seguridad y por disposición legal”.


Puntos de vista

Paúl Srolis
Secretario Nacional de Aemoto 

‘Es un triunfo para los motociclistas’  
 
Es un triunfo que el Gobierno y las autoridades de Tránsito  hayan derogado la obligación de usar los chalecos para los motociclistas.  Esto nunca  fue sociabilizado con nosotros. Fue una patraña y un engaño. Todos conocemos ahora la mala  calidad de los chalecos. El siguiente paso es  mantener una reunión con las autoridades y motociclistas para definir la nueva prenda reflectiva que se debe usar, para acatar lo que establece la Ley de Tránsito y su reglamento.

También se debe aprovechar para tomar en cuenta otros temas como cumplir la  resolución 1908 emitida en el 2010, a través  de la cual se declaró la  obligatoriedad de realizar  un  curso para obtener las licencias tipo A y de renovación. Han pasado dos años y hasta ahora no se ejecuta.   Desconocemos el proceso de devolución de chalecos.   Desde el inicio esta obligación fue inconstitucional y antitécnica. Ahora solo hay que respetar la Ley.


Víctor Jiménez
Director Ejecutivo de Ecovial  

‘El retiro del chaleco deja un vacío en la Ley’  
 
Es una decisión  acertada el de la Agencia Nacional de Tránsito de retirar los  chalecos , porque estos no cumplían con las especificaciones de la Ley. Fueron elaborados con pésimos materiales y  no tenían reflectividad.   

Hay que reconocer:  queda un vacío en la Ley respecto al cumplimiento de que los motociclistas deben usar por seguridad una prenda reflectiva. La Agencia Nacional de Tránsito debe renovar las prendas en el menor tiempo posible. A pesar del vacío que se deja en la Ley, no se podía esperar  nuevos chalecos para suspender los actuales. Insisto,  no se cumplía el propósito bajo el cual fueron implementados. La  premura de la obligación del uso de los chalecos era  garantizar no solo la seguridad del motociclista y que a la vez sea un dispositivo de  identificación. Al contrario, complicaban la movilidad y  aumentaban  el riesgo para los  motociclistas, en muchos los tirantes se enredaban.


Orlando Huera  
Asociación  Trabajadores Motorizados 

‘El uso del chaleco no sirvió para nada’
 
Nosotros  nunca estuvimos de acuerdo con el uso del chaleco, pero aun así acatamos la medida del Gobierno. Nos dijeron que era para darnos seguridad y para el bien común. Pero no se ganó ni sirvió para nada.  Nos dijeron que eran reflectivos y nos  mintieron, era tan inseguros que en un mes se rompían los tirantes y se salía la pintura de las placas. Los  trabajadores motorizados tuvimos  que adaptarlos  en otras  prendas y hasta en  mochilas.

A nosotros no nos interesa que se reemplacen estos chalecos por otras prendas. La mayoría de compañeros, en especial del  servicio a domicilio, tienen prendas reflectivas mucho mejores  que el chaleco. Son uniformes que sí nos brindan seguridad. Por eso no apoyamos    la sustitución de los chalecos por otras prendas, no vemos  beneficios, no nos dio seguridad y no bajó índices de delincuencia.   Deberían devolvernos  el dinero que nos cobraron camuflado en las  matrículas


La cronología
Febrero del 2011

La Agencia Nacional de Tránsito empezó a entregar los chalecos reflectivos a los motociclitas. Los propietarios de estos vehículos recibieron dos prendas.

Junio del 2011
Empezaron los operativos para controlar el uso de los chalecos reflectivos por parte de  los motociclistas. El uso del dispositivo está regulado por la Ley de
Tránsito.

Julio del 2011
Ricardo Antón presentó su renuncia al cargo  de director de la Agencia Nacional de Tránsito. Él fue el responsable de los contratos para la adquisición.
 
Abril del 2012
La Contraloría detectó irregularidades en la compra de los chalecos reflectivos para los motociclistas y en otros contratos.    

Junio del 2012
Mauricio Peña, director de la ANT, anunció que se suspende el uso de los chalecos reflectivos para los motociclistas. La Policía no sancionará.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)