2 de May de 2010 00:00

La caminata en Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Karina Gallegos

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Quienes caminamos, vemos la ciudad con otros ojos. Los que con lluvia y sol recorremos las veredas de Quito, atravesamos parques y sorteamos el tráfico excesivo, percibimos la vida urbana, sus riquezas y pobrezas.

Los transeúntes somos quienes mantenemos a las ciudades en movimiento.

Disfrutar de una caminata implica un ejercicio de abstracción del ruido y de la contaminación, de los apurados que a empujones o pitazos pretenden desconcentrarnos de la meta. ¿En qué momento dejamos de compartir nuestra casa, la ciudad?

Parte de ser quiteño y vivir en Quito es mostrar interés por los problemas de nuestra ciudad, y vivirla como lo hacemos la mayoría; conocer cómo funcionan los transportes colectivos, caminarla, como una excusa ideal para ir al trabajo o al centro de estudios dando un paseo, contribuir a que no aumenten los gases que producen el efecto invernadero; ahorrarse preocupaciones, como el precio de la gasolina o el estacionamiento desvinculándonos, al menos, un día de nuestros vehículos.

En vista de las reformas planteadas a la movilidad para Quito, y yendo más allá del tema del control y la sanción, ¿por qué no reivindicar a la caminata en nuestra ciudad, como el disfrute de y en lo público?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)