23 de July de 2010 00:00

Los buseros piden una licitación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Los buses urbanos seguirán circulando por la avenida Maldonado, en el sur, pese al anuncio de que la Empresa Trolebús comenzará a operar el Corredor Sur Oriental, desde septiembre.

Los desacuerdos entre cuatro de las 11 operadoras que debían conformar una sola empresa impidieron que los transportistas administren el corredor que cubrirá la ruta Marín- Quitumbe.

Las cooperativas Metrotrans, Lujoturissa, 6 de Diciembre y Trans Zeta no respaldaron la iniciativa de conformar una sola empresa. En el otro lado, está el grupo de siete operadoras que apoyaron el plan de integraron: Translatinos, Transplaneta, Vencedores de Pichincha, 7 de Mayo, Ecuatoriana, Juan Pablo II y Victoria.

Ellos representaban el 78% de la empresa de transporte. Pero hubo desacuerdos en la propuesta de repartición de utilidades.

La división entre los transportistas se evidenció desde la anterior administración municipal. José C., conductor de un bus urbano de una de las cooperativas opositoras, denuncia que en el proceso hay intereses económicos de las grandes compañías.

Pide la reserva para no tener problemas. “La distribución de las acciones no es equitativa. Los desacuerdos de abril vienen desde mucho antes, en la anterior administración municipal”.

El problema entre los transportistas se reactivó cuando empezó el proceso de organización, en la conformación de las 11 operadoras. Los dirigentes de un grupo argumentaron que dos operadoras no tenían ninguna incidencia.

Jorge Yánez, presidente de Translatinos, recuerda que la flota vehicular de dos cooperativas no circulaba por la Maldonado. “A pesar de todo, los encargados de la anterior administración persistieron en su ingreso”.

El dirigente asegura que ese no fue el único punto de divergencia. El Municipio no resolvió la reubicación de las rutas interparroquiales e intercantonales y urbanas. Actualmente, las cooperativas Carlos Alberto Brito y Mejía circulan por el corredor.

En un comunicado de la cooperativa Translatinos, luego del anuncio de que la empresa Trolebús operaría el corredor, se reveló que la conformación de una empresa única fue imposible porque los porcentajes adjudicados, de acuerdo con el número de flota, no eran equitativos.

Según los transportistas, las operadoras que tienen minoría de porcentajes plantean igualdad en las utilidades y no en la inversión. Insisten en que el Municipio deberá replantear las rutas del sector sur-oriental para el funcionamiento del corredor .

La reunión de abril pasado fue el último acercamiento entre transportistas y Municipio. Allí, el presidente de Translatinos, mediante oficio, ya solicitó la licitación para operar el corredor.

Además, se señaló que el Cabildo debe aceptar parte de la culpabilidad para no poner en vigencia el corredor. “Ha faltado predisposición de la autoridad”.

La Secretaría de Movilidad, en cambio, argumentó que el retraso en el inicio de las operaciones sucedió por los desacuerdos entre los transportistas. Sin embargo, garantizó que se realizará la licitación para que puedan participar las operadoras calificadas.

El alcalde Augusto Barrera dijo que ese proceso es irreversible.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)