29 de January de 2011 00:00

El bulevar de la Michelena se mantiene postergado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un terreno ubicado en las avs. Mariscal Sucre y Alonso de Angulo, en el sur, pasó a manos del Municipio. Eso, luego de que el Juzgado Séptimo emitió una orden de ocupación. Ahí se construirá la plaza comercial para la reubicación de los comerciantes informales que aún ocupan las aceras de la av. Michelena.

El pasado 19 de septiembre, los comerciantes durmieron en las aceras de esa avenida. El propósito fue impedir el inicio de las obras anunciadas por el Municipio, para la construcción de un bulevar entre las avs. Mariscal Sucre y Teniente Hugo Ortiz.Los representantes del Municipio, los moradores del barrio y los vendedores de dos asociaciones llegaron a un acuerdo: primero se construiría una plaza comercial, donde se trasladarían los vendedores y luego empezarían las obras en la Michelena.

El terreno expropiado fue avaluado en USD 580 000. César Andrade, administrador de la Zona Eloy Alfaro, informó que ese dinero ya se depositó en el juzgado. “Ahora, se reiniciarán los estudios estructurales para la construcción del centro comercial. Estimamos que la obra comience en unos dos meses”.

La construcción estaba avaluada entre USD 800 000 y USD 1 200 000. El costo definitivo será definido con la actualización de los estudios. El centro comercial contará con 150 locales comerciales, un número igual de plazas de parqueo y áreas recreativas.

Manuel Caza, uno de los dirigentes de los comerciantes, afirmó que son 200 los vendedores que trabajan en la Michelena: 130 de la Asociación El Pintado y 70, de la Michelena. “Ese número ya estaba acordado con la Administración Zonal”.

Al respecto, Andrade explicó que se han hecho censos en los que constan no más de 150 comerciantes históricos agrupados en esas dos asociaciones. “La idea no es que entre alguien que puso un puesto hace dos meses o que se quiere aprovechar”.

Caza ratificó que mientras la plaza comercial no sea funcional, los comerciantes no dejarán la av. Michelena. Una vez reubicados los comerciantes, el Municipio aplicará un control riguroso del uso del espacio público para que no vuelvan a proliferar los puestos de venta en las vías paralelas y en las calles transversales.

Martha Cuyo pertenece a la Asociación La Michelena y vende calzado. Ella aseguró que no le conviene trasladar su negocio al centro comercial. Teme por una posible reducción de clientes. porque teme que no habrá la misma afluencia de clientes.

De todas maneras, está dispuesta a acatar la reubicación. Uno de los beneficios, comentó, es que mejorarán los niveles de seguridad. “Hace tres días me robaron mercadería. Por acá, la situación es muy difícil”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)