23 de October de 2012 00:02

Las brigadas estudiantiles viales fueron suspendidas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Ministerio de Educación, mediante una circular firmada por la subsecretaria Alba Toledo dispuso la suspensión de las brigadas escolares de seguridad en los planteles educativos del Distrito.

En el oficio 00514, fechado el 19 de octubre del 2012, se dice: “En vista de que sin conocimiento de esta Subsecretaría de Educación, el Municipio ha continuado, sin contar con la debida autorización, el Plan Seguros a Clases 2012, el mismo que terminó la semana del 3 al 7 de septiembre, dispongo a ustedes con carácter de obligatorio suspender cualquier actividad que estén realizando las brigadas”.

La circular, que fue dirigida a las instituciones educativas fiscales, fiscomisionales y particulares fue entregada el pasado viernes a la rectora de la Unidad Educativa Quitumbe, Isabel Tufiño. Desde ayer, la brigada conformada por 35 estudiantes y un coordinador, ya no se ubicó en las afueras del plantel para ayudar a los estudiantes a cruzar la calzada.

[[OBJECT]]A las 07:05, un policía nacional hacía ese trabajo, para beneficiar a los 1040 alumnos que estudian en ese establecimiento. El uniformado se paraba en media vía, en la av. Rumicucho, detenía a los carros y daba paso a los alumnos. Ellos corría desesperadamente.

El Ministerio de Educación tomó la medida luego de que el pasado jueves, Arturo Chicaiza, estudiante de octavo año del colegio Jorge Mantilla, falleció atropellado por un camión en las afueras de su plantel (av. Simón Bolívar). Él era parte de la brigada de esa institución y el accidente se produjo mientras ayudaba a cruzar la calzada a sus compañeros.

Las brigadas de seguridad funcionan desde hace dos años a cargo del Municipio y las unidades de policía comunitarias de cada sector. Una de las funciones es ayudar en el tránsito. Este año, el Municipio dictó capacitaciones a estudiantes de bachillerato, profesores y a los choferes del transporte escolar de 170 establecimientos educativos.

El taller duró un día. Desde las 08:00 hasta las 12:00. En el Distrito Metropolitano hay 2 358 planteles educativos.

Desde el inició del año lectivo, era común ver a estudiantes direccionando el tránsito en las afueras de las escuelas y colegios, con ayuda de policías. Ayer, en la Escuela Virginia Larenas, Quitumbe, Sucre, Santo Domingo y Colegio Simón Bolívar ya no hubo el apoyo estudiantil.

En la primera institución, ubicada en la transitada av. Maldonado, a la hora de salida de clases, los estudiantes cruzaban la calle a la carrera, caminaban por el corredor exclusivo de buses (por allí solo pueden circular las unidades de transporte municipal), no utilizaban el paso peatonal e irrespetaban la luz del semáforo.

Los niños, unos tomados de la mano de sus padres y otros, solos, zigzagueaban entre los carros que circulaban por la avenida, los buses escolares y los buses convencionales, que se estacionaban en el paso cebra para recoger pasajeros. A las 12:30 no había policías.

Carlos Páez, secretario de Movilidad del Municipio, en la mañana de ayer desconocía sobre el oficio enviado por el Ministerio. “El Plan Seguros a Clases es una iniciativa que desde el 2010 hemos coordinado con la Subsecretaría, no se a qué se refiere”.

Explicó que por ahora en las afueras de los planteles habrá solo control policial. “Que se muera un guagua preocupa a todos, hay que trabajar, hay que digerir el tema, hay que conversar con la gente. Estamos evaluando”.

En promedio, cuatro personas ayudaban a coordinar el tránsito en cada institución educativa. Para reemplazarlos se requeriría de 680 policías. En el Distrito hay 1200 efectivos de Tránsito.

En el Centro, por las calles Río de Janeiro y Manuel Larrea (Colegio Simón Bolívar) caminaba apresurada Karla Quinteros. A pesar de que en esa esquina hay un paso peatonal para que los transeúntes puedan cruzar la calzada con seguridad, la joven de tercer año de bachillerato corrió en medio de los vehículos. Según el capitán Jorge Chiriboga, jefe de la Unidad de Policía Comunitaria del sector, esta es una de las actitudes que las brigadas se encargaban de controlar.

Para Luisa Martínez, madre de Andrés Franco, estudiante de la Escuela Santo Domingo, ubicada en la av. Maldonado y Rocafuerte, la presencia de las brigadas ayudaba a poner orden a la entrada y salida de los colegios y escuelas.

“En el Centro, las calles son estrechas y la velocidad con la que van los carros no es alta. Aquí, los brigadistas no corren peligro”.

La capacitación

Capacitación.  Durante los talleres se  impartieron  conceptos básicos de seguridad vial; es decir, respeto a las señales de tránsito y uso adecuado de la calzada, vereda y cruces peatonales.  

Inconformidad.  Tres maestros capacitados sostuvieron que los talleres de seguridad vial  no cubrieron sus  expectativas.

Acompañamiento.  Los estudiantes de las brigadas estaban  acompañados por profesores, padres de familia y policías nacionales.   

Función.  Según el Municipio,  las brigadas trabajan únicamente en prevención, educando a los peatones.  Los brigadistas no pueden estar sobre la acera ni detener el tránsito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)