11 de September de 2012 23:58

El bosque Pasochoa, otra zona afectada por el fuego de verano

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una vasta zona de bosque primario del Pasochoa, cercano a Quito, fue afectada por un incendio que comenzó en la noche del pasado sábado. El sitio, situado a 50 kilómetros al suroriente de Quito, está muy cerca del Bosque Protector Pasochoa, en el que crecen especies únicas como el pumamaqui, aliso, bambú gigante, helechos, orquídeas y otras plantas.

Desde la noche del sábado 8 de septiembre, las llamas fueron ganando el terreno montañoso.

A las 21:00 de ese día, más de 40 bomberos de Guayas, Pichincha y de Tungurahua partieron a la zona suroriental del volcán Pasochoa para sofocar el incendio; recién en la tarde de ayer lograron controlarlo.

Sin embargo, este volvía por los vientos cruzados de la zona. Eso dijo el teniente Gerardo Cáceres, del Cuerpo de Bomberos del cantón Naranjito, Guayas.

“Hemos cumplido un arduo trabajo -dijo- en largas jornadas de 12 horas”. Sostiene que el domingo fue el día más crítico, ya que lograban frenar el avance del fuego en un sector y aparecía en otro.

Ayer, al mediodía, los 32 casacas rojas del Guayas subían y bajaban de la montaña portando machetes, picos, palas, ‘matafuegos’, una pala grande de caucho reforzado. Se trata de un equipo básico; las motobombas solo acceden hasta cierta altura, por el camino zigzagueante de piedra y de tierra que lleva a las montañas.

Noemí Orquera, bombera de la Estación Nº 19 de Amaguaña, explicó que alrededor de 40 hectáreas de bosque primario han sido consumidas por las llamas.

Confirmó que el fuego se acentúa por los vientos que vienen de los cuatro puntos cardinales.

“Logramos apagar la mayor parte del incendio, localizado en las laderas, especialmente, y por los vientos y el sol que no dan tregua aparecen otros focos”.

Pasaba la tarde y los 32 bomberos de Guayas -Santa Lucía, Daule, Yaguachi, Naranjito...- lucían cansados, pero satisfechos porque apagaron el incendio de una inmensa ladera, ya en cenizas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)