13 de December de 2010 00:00

Los barrios se unieron con el juego

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

‘En sus marcas; listos, ¡fuera!’. El pitazo dio inicio a la primera competencia de zancos. Ocho participantes de cuatro administraciones zonales comenzaron a competir en el Quito Juega, que se realizó ayer en el parque La Carolina. Ellos debían demostrar su equilibrio a lo largo de una pista de 20 metros.

Los moradores de cada administración zonal llevaron pitos, pancartas, tambores, papel picado, globos... para alentar a sus representantes. Desde las 09:30, el público llenó la tribuna ubicada atrás del Centro de Exposiciones Quito, junto al sector de la Cruz del Papa, en el norte.

fakeFCKRemoveCada grupo concursó con 55 participantes. Niños, jóvenes, padres y madres de familia y personas de la tercera edad demostraron que los juegos tradicionales aún están en auge.

Diego de La Cruz fue el primero en llegar a la meta en los zancos. El niño, de 9 años, saltaba emocionado y sus compañeros de equipo lo alentaban. Dos bandas de pueblo y los incesantes gritos y aplausos del público animaron el espectáculo.



Enseguida, se dio paso a los otros concursos: conducción del aro y la carretilla. Aunque el espacio resultó estrecho para todos los participantes, los organizadores ponían orden para continuar con el espectáculo.

Galo Ortiz, de ocho años, esperaba sentado sobre una carretilla el pitazo para que se iniciara la competencia. Édison Viracocha, de 24 años, debía conducir la carreta por los 20 metros, sin dejar que el infante cayera. Al otro extremo lo aguardaba Susana Ortega, de 47 años, para traerlo de vuelta al punto inicial.

Ortiz cerró por un momento los ojos y se agarró fuerte de la carretilla. Fueron los ganadores de la competencia. Ellos representaron a la Zona Norte. “Este es un evento para fomentar la unión de los vecinos. Además es muy entretenido”, dijo Ortega, aún agitada por la carrera.

Juan Morales, de 11 años, y su compañera de equipo y vecina, Gabriela Rodríguez, de la misma edad, se prepararon para el salto de la cuerda desde hace dos semanas. Ayer, ellos ganaron la competencia representando a la Zona Norte.

El equipo de la Zona Tumbaco demostró tener equilibrio cuando quedaron ganadores en el concurso de cruzar el pingo.

Los atletas Rolando Vera y Diana Landi asesoraron a algunos equipos y ayudaban a los participantes. Una presentación artística de Gerardo Morán, malabares, danza con payasos, enmascarados, disfrazados y bailarines animaban el intermedio entre juego y juego.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)