20 de November de 2011 14:40

El barrio La Moya ganó la final de la competencia del Quito Juega

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una carrera de ensacados definió al barrio ganador del Quito Juega 2011, competencia que se realizó ayer, en el parque  La Carolina, en el norte.

Ocho barrios: La Moya, José Peralta, Puembo, San Carlos, Zabala, Rumicucho, Toctiuco y San Bartolo, compitieron  en la  final.

Ellos consiguieron el cupo en los  juegos que se realizaron en sus  administraciones zonales. Fueron los que más puntos sumaron.

Desde las 10:00, los globos, camisetas y borlas llenaron de colorido los graderíos instalados en el sector de la Cruz del Papa.

30 minutos después arrancó la competencia.

Cada barrio participante sorteó  cuatro pruebas: la carretilla del capariche, las rutas de La Alameda, el pico y placa y los ensacados.  

[[OBJECT]]

El escenario estaba conformado por monigotes y objetos elaborados con espuma y cartón, que daban forma a una calle, pista de carreras y un laberinto que representaba  a  la laguna de La Alameda.  En unas carpas ubicadas alrededor del escenario, los competidores, en grupos de entre 10 y 12 personas esperaban su turno.

Allí afianzaban sus estrategias de juego. El objetivo era ganar.

El barrio de Toctiuco utilizó en cada prueba palabras clave.

Por ejemplo, en la  del capariche, tres competidores totalmente vendados los ojos debían arrojar en la carretilla las fundas de basura, mientras más bolsas ingresaban, más puntos obtenían.

El compañero que arrastraba la carretilla les gritaba “Toctiuco”, en el momento que debían lanzarlas. “Fue una buena clave así nos guiamos y fue fácil”, dijo Mónica Toca, coordinadora del grupo. Este barrio fue uno de los que más barra tuvo. Los vecinos que les apoyaron llegaron en cuatro buses. María Sangucho, competidora del barrio Rumicucho, destacó la solidaridad entre los vecinos para representar al barrio. El sábado, ellos madrugaron a las 04:00 para arreglar un carro alegórico que llevaron a la final.

Para César Rea, del barrio   Zabala, los juegos les  unió  como vecinos. “Antes no conocíamos ni los nombres, ahora somos como una familia”.

La unión entre vecinos primó durante los juegos. María José López, del barrio San Carlos, no dejaba de alentar a América Medina, del grupo 60 y piquito, quien ganó en la prueba de tejer una bufanda en 45 minutos.

Bajo un sol intenso, y en medio de gritos, aplausos y el ruido de pitos transcurrieron casi cuatro horas de competencia.  La Moya y Toctiuco empataron con 72 puntos. Los jueces decidieron  en una última prueba, la de los ensacados. La Moya triunfó.  

Según el Municipio, el Quito Juega,  se replicará el próximo año en todos los barrios de la ciudad.
 

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)