7 de July de 2010 00:00

Barrera pide investigar la acción de protección

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El Municipio presentó una queja ante el Consejo Nacional de la Judicatura por la actuación de la Jueza Quinta de Tránsito, en el caso Supercines.

Ayer, a las 09:15, el alcalde Augusto Barrera llegó a la Judicatura para presentar una queja por el fallo de la jueza Francia Alarcón, que permitió la reapertura de tres locales de la inmobiliaria Motke SA, el pasado viernes 2 de julio.Barrera dijo que “es un precedente fatal” el que se vulneren los derechos ciudadanos.

También la competencia del Municipio sobre la seguridad y la movilidad por la decisión de una entidad judicial.

“El mismo día que se conoció el fallo judicial se apeló su contenido a la instancia correspondiente, en la Corte Provincial”.

Benjamín Cevallos, presidente de la Judicatura, recibió al Alcalde de Quito en su despacho. Barrera entregó un documento donde se detallaban las razones por las que solicitaba una investigación en la actuación de la funcionaria judicial y su sanción.

Cevallos dijo que el caso será analizado para iniciar el proceso de investigación a Alarcón. El jurista no puso fecha para la entrega del resultado del proceso administrativo.

“La Judicatura no tiene plazo, pero el caso será debidamente analizado y la resolución notificada lo más pronto posible”.

El titular de la Judicatura explicó que de comprobarse irregularidades en el proceso judicial, la jueza podría ser sancionada con amonestación, multa, suspensión o su destitución.

Acotó que hubo falta de imparcialidad, competencia y fundamentos en la resolución judicial, emitida el 30 de junio.

Ese día, el Juzgado Quinto aceptó la acción de protección presentada por Gad Czarninski, representante de la inmobiliaria Motke.

Según el dictamen judicial, los permisos para el funcionamiento del complejo comercial Supercines, emitidos por el Municipio y los Bomberos, se encuentran vigentes.

Pero Barrera aseguró que los administradores del centro comercial no tienen y no han presentado el permiso de habitabilidad.

El Alcalde dijo que el resto de centros comerciales y cinematecas también deben cumplir la normativa municipal. “El permiso de habitabilidad le compete a nuestra administración. Estamos siendo vigilantes sobre la operación de todos”.

Al aceptar la acción de protección, Alarcón dispuso el levantamiento de la clausura del Centro Recreacional Supercines. El pasado viernes, los sellos municipales fueron retirados y a las 15:00 los locales Supercines, Metróplis y Chilis se reabrieron.

Pero a las 19:00 de ese mismo día, Oswaldo Granda, administrador de la zona norte, y los comisarios de Construcciones y Ambiente volvieron a clausurar los tres locales comerciales.

Granda dijo que el Municipio impugnará la decisión de la jueza ante el Tribunal Constitucional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)