8 de June de 2011 00:01

El bacheo en la avenida Orellana generó caos vehicular en el norte

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Rosa Cárdenas llegó ayer 30 minutos tarde a su oficina de bienes raíces. Desde las 08:30 se quedó atascada en la fila de carros que se formó en la av. Francisco de Orellana. Los autos no se movían desde la Coruña hasta la González Suárez, en sentido oriente-occidente. La congestión desbordó a los cuatro policías que, inútilmente, intentaban controlar el tránsito vehicular.

Por la desesperación, Cárdenas no dejaba de tocar la bocina. “Dele, dele”, gritaba a los conductores que estaban adelante de su Kía blanco. Para ella, la congestión es una tortura diaria, que le perjudica porque hasta ha perdido clientes en su trabajo.

En la misma fila estaba impaciente Mario Cifuentes. Él contrató un taxi ejecutivo para llegar al aeropuerto. Durante los 15 minutos que se demoró en una cuadra, en la av. Orellana, el taxímetro marcó USD 1. “He perdido tiempo y dinero”.

Desde el 16 de abril pasado, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) ejecuta el bacheo, sellado de grietas y colocación de micropavimento en la av. Orellana, desde la Isabel La Católica hasta la 10 de Agosto. La obra tiene un avance del 70%. El costo asciende a USD 98 500.

Desde hace dos semanas, se limitó la circulación a un solo carril desde la Isabel La Católica hasta la Coruña, en los dos sentidos. Ayer no se ejecutaron trabajos en el sector, unas mallas anaranjadas cercaban los dos carriles centrales que fueron intervenidos y que están en proceso de fraguado.

El policía Édgar Pozo comentó que el trancón en el sector se genera en dos horarios, desde las 07:00 hasta las 10:00 y desde las 12:00 hasta las 14:00. Para que haya fluidez, los policías no permiten a los conductores girar hacia la izquierda o derecha.

Algunos conductores se molestaban y a la fuerza intentaban cruzar. Ellos justificaban que les tocaba alargar su recorrido y estaban retrasados. La situación puso en riesgo a los peatones. María Jaramillo intentó guiarse por el semáforo, pero los carros no paraban en la intersección de la Orellana y Coruña, en ningún sentido.

En las calles aledañas a la Orellana también hubo congestión. Por ejemplo, en la av. Coruña se formaron filas de hasta 30 carros. Efrén Alcívar optó por desviarse por la Whymper para dirigirse a la 12 de Octubre, cerca de la U. Católica. Su intención de llegar a tiempo falló: en el cruce con la Orellana, otra fila lo atascó.

Los conductores debieron girar en U y regresar por la Whymper para coger la av. 6 de Diciembre.

No podían tomar la calle siguiente, la Noboa, para salir a la González Suárez, porque ese era otro punto de congestión.

En el cruce con la Isabel la Católica también se ejecutan trabajos de bacheo y colocación de micropavimento.

A las 09:00, Alcívar debía estar en su trabajo y a esa hora seguía en la Whymper. Sin otra alternativa tomó la 6 de Diciembre, donde también hubo alto flujo vehicular. Comentó que a diario maneja desde el centro comercial Quicentro hasta la av. 12 de Octubre y se demora 35 minutos. Por eso no le convencía esta ruta.

Rosa Cárdenas, Mario Cifuentes y Efrén Alcívar se quejaron por la falta de información.

Ellos coincidieron en que en los ingresos a las vías que son intervenidas, se deberían colocar rótulos que anuncien los trabajos, para poder tomar otra ruta a tiempo.

Según las autoridades de la Epmmop, el bacheo de la Francisco de Orellana se extenderá 15 días más. Se continuará con los carriles laterales desde la Coruña hasta la av. 10 de Agosto.

Para el arquitecto Milton Barragán, experto en Ordenamiento Territorial, existe una mala planificación en las obras, pues considera que se debe ejecutarlas durante las noches.

En su opinión, al tratarse de obras de bacheo no se necesita del fraguado del pavimento y al siguiente día los carros pueden circular sin problema.

“Otro factor que empeora la circulación es la ejecución de varias obras a la vez, sin una adecuada planificación. Se debe concluir una obra para empezar otra”.

Más obras en la ciudad

La Epmmop también ejecuta bacheo en otras calles y avenidas de la ciudad. Por ejemplo, en la av. Eloy Alfaro, en el tramo desde la av. 6 de Diciembre y El Inca. La inversión asciende a USD 402 578.

En la calle Ignacio de Veintimilla se realiza el bacheo desde la av. 12 de Octubre hasta la av. 10 de Agosto. La inversión en la obra es de USD 58 036.

En la Calle Marchena se repone la carpeta asfáltica y se hace el sellado de fisuras. Los trabajos se realizan desde la av. América hasta la 10 de Agosto.

En la av. Morán Valverde se ejecuta la repavimentación, en dos horarios: de 21:00 a 05:00 y de 09:30 a 16:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)