24 de April de 2011 00:00

Un árbol cayó sobre una casa del Centro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un árbol de eucalipto cayó sobre una casa ubicada en las calles Necochea y Agoyán, en las faldas del Panecillo, en el Centro de Quito. El hecho ocurrió ayer, a las 01:00.

El pesado tronco destruyó el cerramiento de cemento de la vivienda de María del Carmen Peláez, de 53 años.

Un camión y una camioneta que estaban estacionados en el garaje del inmueble sirvieron de soporte para que el árbol no aplastara el dormitorio donde descansaba Peláez. Las ramas laterales destruyeron el tumbado de la habitación. La mujer no resultó herida.

Hasta pasado el mediodía, los bomberos trabajaron en el retiro del árbol. Cortaron el tronco con una motosierra.

David Maldonado, hijo de la afectada, calculó que para reconstruir el cerramiento y arreglar los dos automotores, cuyas cabinas quedaron hundidas, requieren de USD 5 000.

Los vecinos del sector están preocupados, porque el terreno de la ladera está flojo a causa de las continuas lluvias.

María Panchi, una moradora, contó que hay otros 14 árboles que podrían caer y aplastar a ocho casas del sector, entre ellas la suya. “Pedimos que el Municipio intervenga, antes que haya una desgracia”. Según Maldonado, los árboles tienen unos 40 años.

Hay preocupación porque las lluvias continúan en la ciudad y los bomberos siguen atendiendo emergencias. Esto, mientras ayer, en una aula del Colegio UNE, en Chaguarquingo (sur de Quito), fueron velados los cuerpos de Patricio Vizcaíno, de 54 años, y el de su hija Yahaira, de 5. Los dos fallecieron en el deslave que sepultó su casa, ocurrido el viernes pasado.

La única sobreviviente, Nelly Vela, esposa y madre de las víctimas, se trasladó a la vivienda de su hermana Lucía Vela. Ella espera que el Municipio le ayude a reconstruir su casa, donde vivió durante cuatro años.

Por el momento, el Cabildo cubrió los gastos mortuorios y el arriendo del primer mes de los nichos en el Campo Santo La Magdalena, donde fueron sepultados ayer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)