11 de April de 2012 00:01

Pocos aparatos para el control vial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde la acera occidental de la av. América, a la altura de la calle Ramírez Dávalos, el sargento Carlos Tapia alcanzó a ver a un conductor que circulaba sin utilizar el cinturón de seguridad, en una camioneta. En el lugar se realizaba un operativo de control.

Con la mano derecha, Tapia le hizo una señal al conductor para que se orille en el lado derecho de la calzada. ¿Por qué no usa el cinturón?, preguntó. “Recién salí del parqueadero de la universidad”, fue la excusa de Jhonatan Enríquez, conductor del vehículo.

El policía le pidió la licencia y la matrícula. Ingresó los datos de la licencia en el PDA (Asistente Personal Digital, por sus siglas en inglés) para verificar los datos.

En la Ley de Tránsito hay al menos 12 contravenciones que no se pueden detectar a simple vista. Luis Palacios, jefe de Ingeniería de Tránsito de la Policía, explicó que estas contravenciones se detectan durante los trámites de rutina (renovación de matrícula y licencia) y a través de herramientas tecnológicas (PDA, profundímetros, pistolas láser de velocidad), en operativos focalizados.

Actualmente, la Policía de Tránsito tiene 540 PDA para el control de las contravenciones en todo el país. Pero solo en Quito hay 1 300 policías de Tránsito. Eso significa que hay uniformados que deben emplear otros mecanismos para efectivizar las tareas de control.

El mayor Marcos Bracho explicó que no todos los policías de Tránsito cuentan con las herramientas tecnológicas que les permiten evidenciar y registrar las contravenciones que cometen los conductores.

Una cuadra al norte, en la calle Antonio Marchena, el policía Carlos Mesa vigilaba el tránsito sin un PDA. Su alternativa es consultar a la Central de Radiopatrulla por radio o con una llamada desde su celular sobre los puntos y la vigencia del permiso de conducir. “Me encargo de agilitar el tránsito. La mayoría de contravenciones que se sanciona en este sitio son las del irrespeto a las señales de tránsito, que no necesitan de ningún aparato”.

En el PDA de Tapia se confirmó que la licencia de Enríquez caduca en el 2020 y tenía 30 puntos.

“Siempre respeto las señales de tránsito, es la primera vez que me sancionan”, comentó el conductor de la camioneta de placas PBL-763.

A través del PDA, el uniformado puede detectar si un conductor está circulando sin portar licencia o con una que esté autorizada para otro tipo de vehículo, que el documento esté caducado o anulado por reducción de puntos o a los extranjeros que trabajen en transporte comercial.

Pero también hay otras infracciones que necesitan un registro cuantitativo para ser sancionadas. Según Palacios, ese es el caso de la profundidad en los surcos de rodamiento de los neumáticos, el exceso de velocidad, el grado de alcohol en la sangre y la emisión de gases contaminantes.

El profundímetro mide con exactitud la profundidad del labrado. “Si en el momento en el que se detiene un vehículo no se cuenta con el instrumento, el policía opta por tocar las llantas con la mano y constatar la profundidad del labrado introduciendo el dedo índice en diferentes partes de la llanta”, dijo Bracho.

En la Policía de Tránsito hay 34 pistolas láser para detección de velocidad. La Agencia Nacional de Tránsito acaba de entregar 40 nuevos fotorradares para el control de velocidad, que están en etapa de prueba y calibración.

Una vez que Tapia verificó el estado de la licencia de Enríquez, emitió una boleta de citación que fue llenada a mano. El policía no lo notó inmediatamente, pero al preguntar al conductor si tenía un botiquín de primeros auxilios y un extintor constató que tampoco poseía estos elementos de uso obligatorio. Si durante un control se detectan varias contravenciones, se sanciona la más grave.

Palacios explicó que actualmente existe la necesidad de incrementar el número de herramientas tecnológicas para el control de tránsito. “Estos elementos mejoran el trabajo de la Policía y generan una percepción de mayor control en las calles. El objetivo es mejorar la cultura vial y crear conciencia entre conductores y peatones”.

Sancionar a un conductor que no haya completado el trámite de traspaso de dominio se lo puede verificar y hacer durante el trámite de renovación de la matrícula en la Agencia Nacional de Tránsito. Palacios aseguró que al no hacer este trámite, el anterior dueño de un auto está expuesto a asumir la responsabilidad en caso de un posible accidente de tránsito o la ejecución de un delito.

Otros operativos dependen de la coordinación con otras instituciones gubernamentales. Este es el caso del control de emisión de gases, que se realiza junto con un equipo de la Corpaire. La verificación de salvoconductos en los vehículos de Estado también se refuerza durante fines de semana y feriados, en compañía de personal de la Contraloría.

LOS DISPOSITIVOS

El PDA
Asistente Digital Personal. Es una microcomputadoras que cuenta con acceso directo  a la  base de datos de la Policía de Tránsito. Al ingresar el número de cédula de un conductor o la placa del vehículo, se    identifica si el chofer tiene licencia. También se verifica el   número de puntos, el tipo y el tiempo de caducidad. A escala nacional hay 540. Tienen  una impresora.      

El profundímetro
Mide la profundidad el labrado de la llanta.   El mínimo es  cuatro milímetros. El aparato identifica cuándo un neumático no está apto para circular. El control de las llantas realiza la Corpaire.   En  el transporte público es considerado como un delito y es sancionado con prisión de seis a 12 meses, suspensión de la licencia. La Policía cuanta con  300 en el país.
   
Pistola láser
Controladores móviles de velocidad.  Emiten un haz de luz, que al hacer contacto con una parte metálica del automotor genera información inmediata de distancia y tiempo, datos que permiten aplicar la fórmula de la velocidad para obtener el kilometraje por hora de un vehículo en movimiento. La velocidad permitida en la urbe es de 50 km/h. Hay 34.   

El alcoholímetro
Es un dispositivo digital   que al soplar por medio de una boquilla determina la cantidad de alcohol por miligramo que se lleva en el cuerpo del conductor de un vehículo. Dentro de los parámetros, al pasar de 0,08 se puede considerar estado de ebriedad en los conductores. Estos aparatos se usan para obtener una prueba y proceder a la sanción.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)