Ambiente normal en Quito, durante las elecciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El movimiento electoral no afectó las actividades deportivas en el parque La Carolina, en el norte. Familias como la de Pablo Guerrero acudieron a sufragar a tempranas horas y desde el mediodía se concentraron en las canchas. Es costumbre para Pablo y sus primos jugar básquet o vóley los domingos.

En el área de los juegos infantiles también hubo presencia de niños y sus padres.

Frente al recinto de la escuela San Francisco los conductores se parquearon en el carril derecho, una larga fila se observaba en el sentido oriente- occidente. Policías nacionales y metropolitanos controlan en los exteriores.

Pasado el mediodía también se registró movimiento en la av. 6 de Diciembre, en el sector del recién abierto Supercines. Alba Morejón acudió con sus hijos, ella sufragó en la mañana.

Un poco más al sur, el sector de La Mariscal lució desolado. La mayoría de locales estaban cerrados.

Los buses de la Ecovía mantienen el servicio con normalidad. Las unidades pasan llenas de pasajeros tanto hacia las estaciones de la Río Coca y La Marín.

En el centro
En los recintos electorales del Centro Histórico se desarrolla el proceso electoral sin contratiempos. En el colegio San Andrés, ubicado en la calle Imbabura, en la parte posterior del convento de San Francisco, se registra una masiva presencia de votantes.

Sin embargo, el tiempo de sufragio es corto: alrededor de cinco minutos. Así lo comprobó Fredy Ortega, de 33 años, quien reside en el sector de El Tejar. En el exterior del recinto hay la presencia de vendedores ambulantes a lo largo de toda la calle Imbabura.

Los comerciantes que ofrecen el servicio de emplasticado proliferan. Una de ellas es Blanca Males, quien ofrece el servicio por USD 0,20. “Hay mucha competencia”, comentó.

En la calle Chile, también se da un amplio movimiento comercial, como de costumbre. En esa calle está ubicado otro recinto electoral importante, el colegio San Pedro Pascual. En el lugar también hay una importante presencia de votantes, pero hasta el momento no se han registrado contratiempos.

Washington Alulema, residente del sector de la 5 de Junio, contó que no le tomó más de dos minutos votar. “Está rápido el proceso”. En la Plaza Grande se concentran cientos de personas que pasean por el Centro Histórico luego de sufragar. El comercio de ropa para mascotas, cuadros y prendas de vestir es la tónica.

Los pasillos llenos
En la Universidad Salesiana, en el norte de la ciudad, los comicios se efectuaron sin contratiempos. Al medio día hubo mayor afluencia de votantes que en la mañana. A esta hora, 15:30, los pasillos del segundo piso lucían llenos. Las personas deben caminar por filas para no tropezarse. En las escaleras la situación es similar.

En el ingreso a este recinto electoral hay una mesa de información para quienes aun no saben la junta donde deben hacerlo. Cada media hora en este sitio se forma una larga fila de votantes que desean saber esta información. Walter Mera es uno de ellos. Él contó que debido a su trabajo en el Oriente no pudo hacerlo antes.


En los exteriores de la Universidad la venta informal es la constante. Al igual que la emplastificada del certificado de votación. El tránsito en los alrededores es fluido a pesar de que se cerró el ingreso desde la 12 de Octubre y Veintimilla.

Una votación ordenada en el cantón Rumiñahui
Hasta las 14:00, el proceso electoral en el cantón Rumiñahui se caracteriza por la normalidad y el civismo. Salvo un hecho aislado de proselitismo que se dio en horas de la mañana en el recinto electoral ubicado en el colegio Juan Salinas –que se solucionó en pocos minutos- el resto de la jornada transcurre con paz, tranquilidad y buen ánimo.

Los 134 efectivos policiales distribuidos en el cantón fueron suficientes para controlar el orden y no tuvieron problemas pues la ciudadanía colabora en forma total.

En el interior de las juntas receptoras de voto la situación es similar, explica la veedora Edda del Valle. ‘Salvo unos pequeños inconvenientes por la inasistencia de algún miembro de una junta, que fueron solucionados con prontitud, el resto ha sido una jornada democrática ejemplificadora; llena de madurez’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)