Alianza País y SUMA-Vive, con peso en el Distrito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Superado el 99 por ciento de escrutinios para las diferentes dignidades del Distrito Metropolitano: Alcalde, 21 concejales metropolitanos y 169 vocales de las juntas parroquiales (33 en total), el panorama político se va definiendo en esta circunscripción territorial.

En el caso del Alcalde, hasta ayer, 10 de marzo, a las 17:24, Mauricio Rodas, de SUMA-Vive, alcanzaba 822 754 votos (58,5%), mientras que Augusto Barrera, de Alianza País, le seguía con 534 161, equivalente al 38,01. Este conteo se desprende del 99,92 por ciento de las actas.

Mientras, la estructuración del Concejo Metropolitano quedaría así: 11 integrantes de Alianza País, 9 de SUMA-Vive y 1 de Creo. Lo que ocurre en las distintas juntas parroquiales replica esta realidad. De un total de 169 vocales electos, Alianza País no llega al 50%. Pero sus vocales serían mayorías en 14, de las 33. Quedan todavía por definirse 13.

Sobre la conformación de la mayoría en el Concejo, Paco Moncayo, exalcalde de Quito, hace una puntualización. Señala que este cuerpo colegiado está integrado por 22 miembros. En el caso de que los ediles de AP voten en conjunto sumarían 11 votos. Los pronunciamientos de SUMA y Creo totalizarían 10. Esto más el voto del Alcalde, como miembro del Concejo, daría un total de 11. Al estar igualada la votación, el Burgomaestre tiene dirimencia, por esta razón votaría nuevamente, dándose un total de 12-11.

Pero Moncayo cree que esto no será necesario, "ya que los proyectos y las obras para la ciudad deben ser más importantes que posicionamientos políticos. Los acercamientos y los diálogos valen más".

La tradición del Concejo ha sido trabajar en función de los proyectos de la ciudad.

De igual forma, Luis Verdesoto, analista, señala que a nivel de juntas parroquiales, las disputas que llegan desde partidos o movimientos, por lo general, se disuelven. "No necesariamente se replican. Además hay que tomar en cuenta que en estas jurisdicciones, hay más acercamientos hacia las administraciones zonales, la Alcaldía y la Prefectura.".

Al hablar de lo que sucederá en el Concejo, Verdesoto da cuenta de la importancia que tiene el voto del Alcalde, como miembro de esta instancia. Sobre esto, hace una puntualización al cuestionar el método utilizado para la asignación de los escaños: el D'Hont.

Con los resultados que se generaron en las últimas elecciones, queda demostrado que se pudiera generar una inmovilidad de instancias como el Concejo o las juntas parroquiales. Esto no debe ser así.

Con la oficialización de los datos y la entrega de las respectivas credenciales, por parte del Consejo Nacional Electoral terminará el proceso, en lo que se refiere a Quito.

Lo que está en marcha es el proceso de transición que se ejecutará en etapas, hasta la segunda semana de mayo. Este proceso contempla puntos relacionados con finanzas, administración, empresas metropolitanas, competencias, Centro Histórico, entre otros.

Tanto el alcalde en funciones, Augusto Barrera, como el electo, Mauricio Rodas, han manifestado su interés de realizar una transición ordenada y que tenga como base el diálogo. Esto ha sido replicado por los respectivos equipos de trabajo.

En la Prefectura
Luis Verdesoto señala que esta es la primera vez que la conformación del Consejo Provincial no tendrá votación popular directa. Este organismo seccional estará conformado por siete alcaldes y siete vocales representantes de las juntas parroquiales.

El analista cree que la votación que tuvo Gustavo Baroja (886 538, igual 60,98%) le permite tener un espacio más cómodo para la administración.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)