23 de November de 2011 00:04

‘Al ver la necesidad de los otros, valoré lo que tengo’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ana Carolina Vela  termina hoy  su período como Reina de Quito. Reconoce que tiene nostalgia, porque un año no es suficiente para trabajar por la ciudad.

A pocas horas de la elección de la nueva soberana de la ciudad, ¿cómo vive los últimos momentos como Reina de Quito?

Muy triste, la verdad. Es una mezcla de emociones. Estoy contenta por las obras realizadas, de haber cumplido con los proyectos que me propuse en un inicio. Pero al mismo tiempo triste, porque un año no es suficiente para trabajar y hacer todo lo que se puede por la ciudad. Tengo muchas ganas de seguir trabajando y hacer más proyectos.

¿La experiencia como Reina de Quito, una vez vivida, difiere mucho de la idea que tenía antes de serlo?

Cuando yo era candidata ya había escuchado mucho sobre las experiencias de otras reinas. Mi tía fue Reina de Quito, entonces ya conocía sobre las actividades, lo que hacía, me contaba las vivencias. Tenía más cercanía a esta experiencia. Pero cuando ya pude ver la realidad, me di cuenta de la cercanía que puedes tener con las personas con las cuales trabaja la Fundación.

¿Qué enseñanzas le deja trabajar con personas vulnerables como son los niños y los adultos mayores?

Es triste, no te voy a mentir, porque te das cuenta de muchas realidades que tú no conocías. Aprendes a valorar mucho lo que tienes y lo afortunada que eres al tener cosas tan básicas como comida y un lugar donde dormir. Al mismo tiempo es un motor que te incentiva a seguir trabajando y a hacer obras. Eso me encanta de la elección de Reina de Quito. A diferencia de los otros certámenes de belleza, es que te dedicas a hacer obra social.

En toda la experiencia como soberana de Quito no todo debe haber sido bueno. ¿Qué ha sido lo más difícil?

Me he sentido frustrada cuando veo que los niños que trabajan aquí con nosotros en la Fundación Reina de Quito o los niños con síndrome de Down son tratados con recelo en diferentes lugares. Todavía a la gente le falta mucha educación para aceptar a las personas que tienen algún tipo de capacidad especial. También es difícil y me he sentido mal al constatar cómo tratan a los adultos mayores, cuando la propia familia ya no quiere saber de ellos. En mi caso, los abuelitos son las personas que más adoro. Entonces, es frustrante ver cuántas personas los dejan botados. Ya no se los toma en cuenta como parte importante en la familia ni en la sociedad.

¿Cuál fue la experiencia o proyecto más gratificante durante su período?

Hicimos una feria con el Patronato San José, a la cual acudieron más de 10 000 personas. Posiblemente es el proyecto que más me enorgullece, porque nos dimos cuenta de las actividades que son capaces de realizar los adultos mayores, la energía y la alegría que poseen. Es un grupo social muy lindo, muy responsable y puntual en sus proyectos

¿Cómo fue la colaboración y el aporte de los quiteños a la campaña de labor social?

No hay como mi ciudad. El quiteño me ha abierto las puertas, porque no importa quién eres tú, sino es la imagen de la Reina de Quito, que es muy querida. Pero a mí me encanta porque los quiteños son muy abiertos, espontáneos con la Reina y eso no recibes en otros lugares. Además, sabe que estás trabajando por los demás y por la ciudad.

¿Cuáles son los planes para Ana Carolina Vela después de ser Reina de Quito?

Yo me quedo como directora de un proyecto verde aquí en la Fundación Reina de Quito. Nos dimos cuenta que genera un ingreso significativo. Llevo trabajando tres meses con este proyecto. Estoy a cargo de conseguir todo tipo de material reciclable de la empresa pública y privada. Un gestor ambiental, que se llama Punto Verde, me paga por todo ese material conseguido.

¿Qué debe conocer la futura Reina de Quito sobre la experiencia que está por vivir?

No necesita saber, sino querer y tener todas las ganas de aprender. Al principio da mucho miedo porque no sabes cómo manejar, qué hacer, pero llegas a la Fundación y tienes una red de apoyo inmensa. Todas las ex reinas que trabajan aquí te guían y apoyan y depende del desarrollo de cada persona. El apoyo de las ex reinas es muy reconfortante.

HOJA DE VIDA
Ana  Carolina  Vela

Su experiencia.  Estudió Marketing, Negocios y Relaciones Públicas en   EE.UU. Fue electa Reina de Quito 2010 - 2011.      

Su punto de vista. El apoyo de las ex Reinas de la Fundación es primordial para el desempeño de la nueva soberana de la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)