17 de March de 2012 00:04

El agua de riego destruyó una calle

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En la calle de acceso al Club Hacienda El Refugio, ubicado en el kilómetro 15 de la vía a Píntag, una parte de la calzada se desmoronó. El miércoles, el agua de riego que proviene del río Pita brotó entre los adoquines. La fuerza del líquido destruyó la vía.

Fabricio Nájera, encargado del mantenimiento, informó que el desastre se debió a que alguien abrió la compuerta que bloquea el paso del agua y la mantiene represada. El lugar de represamiento está ubicado a pocos metros más al sur de El Refugio.

“Desconocemos quién abrió la compuerta para que el agua se filtre y provoque el daño en la vía”, aseguró. El domingo pasado, unos 25 comuneros acudieron al lugar y discutieron sobre el uso del agua de riego.

Según informó Nájera, la vía es privada, por esa razón los arreglos correrán por cuenta de las personas que viven en la urbanización. Añadió que continúan las averiguaciones para identificar a los responsables.

Galo Chasipanta , coordinador del Gobierno Parroquial de Píntag, indicó que el canal de agua empieza en el sector de Santa Teresa y va hasta Tumbaco. “El agua es utilizada para el riego. En la parroquia, muy pocas personas la emplean. Su uso es más notorio en Tumbaco, porque ahí no hay captación de agua”.

En cuanto al daño provocado en la vía, Chasipanta aseguró que el Gobierno Parroquial de Píntag no tiene injerencia en esa calle.

Con esto concuerda Nájera, quien aseguró que durante el fin de semana se contratará a personal y maquinaria para que realicen los trabajos de relleno de la quebrada y colocación del nuevo adoquín en la vía.

Ayer, la compuerta del canal lucía oxidada y desgastada. Ángel Ávila, guardia de seguridad, contó que en la tarde del miércoles, él junto con otros compañeros cerraron parcialmente la compuerta. “El metal está muy desgastado, por eso ya no baja hasta el tope y el agua, aunque en menor cantidad, se sigue filtrando hacia la vía. Eso es peligroso”.

En la calle hay un letrero que advierte el peligro. Fue colocado por la administración del Club Hacienda El Refugio. Los carros deben circular con mayor precaución, por un solo carril.

La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) informó que al ser agua de acequia no pueden intervenir. Los técnicos de la institución intervienen cuando el problema es generado por agua potable. En la comunidad de la parte alta de la urbanización se usa el agua para lavar la ropa.

María Gualotoa, moradora, comentó que la compuerta siempre ha permanecido cerrada. Ella, al igual que Nájera y Chasipanta, desconoce quién o quiénes abrieron la compuerta para que el agua se filtre por debajo de la vía y ponga en riesgo a sector.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)