18 de May de 2010 00:00

40 denuncias al 1800 DROGAS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Quito

Una llamada telefónica de un morador de Amagasí de El Inca permitió a la Policía desmantelar un negocio de distribución de marihuana y cocaína, en ese sector del norte de Quito.

El denunciante, quien pidió el anonimato, alertó sobre el expendio de los estupefacientes, con una llamada al 1800 DROGAS (376427). La línea que fue habilitada por la Policía Antinarcóticos de Pichincha.

Desde noviembre del 2005, en ese número telefónico se reciben las denuncias ciudadanas sobre la venta de drogas.

La denuncia del vecino de Amagasí terminó, el pasado lunes 10, en un operativo policial. Fueron detenidos Julián Alberto V., Lucy Fernanda R. y Carlos C.

Los uniformados allanaron la casa donde permanecían los tres, ubicada en las calles Amagasí del Inca y San Miguel de Anagaes. Allí encontraron 175 155 g de marihuana y 1 340 g de cocaína. La droga estaba escondida en bolsas, en el baño del inmueble.

El mayor Byron Sánchez, jefe Antinarcóticos de Pichincha, admite que la llamada fue clave para desarticular a la banda de distribuidores. “Nosotros garantizamos que mantenemos la reserva de los denunciantes”.Dos policías, en turnos, receptan a diario las llamadas telefónicas, desde las 08:00 hasta las 19:00. Uno de ellos es Luis Tenesaca. Cuenta que primero pregunta de qué sector es la llamada, luego la dirección exacta y, por último, las características del negocio ilegal.

“Toda la información es importante y se incluye en una base de datos confidencial”.

La llamada desde Amagasí se registró a mediados de abril. En lo que va de este año se han receptado 40 llamadas. En el 2009 fueron 120.

La información proporcionada por los denunciantes es presentada al Jefe Provincial de la Policía Antinarcóticos. Él asigna a un equipo de agentes para confirmar la denuncia.

Si se comprueba la veracidad, comienzan las diligencias legales. Entonces, los agentes presentan el caso ante la Fiscalía para que se inicie la indagación previa (etapa de investigación de tipo reservado).

Allí también se solicita al Juez, designado por sorteo, la autorización para filmar y tomar fotografías durante la investigación.

En el caso de Amagasí de El Inca, los agentes, con los permisos judiciales, vigilan el inmueble y reúnen las evidencias.

Durante varios días, los policías vieron que los sospechosos salían del departamento en un vehículo blanco, de marca Kia, con el cual recorrían Amagasí, El Inca, Monteserrín y los alrededores del Hospital de Solca.

Por más de una ocasión vieron un cruce de manos entre las personas que viajaban en el auto y otras que se acercaban a las ventanas. A lo lejos vieron que entregaban drogas y recibían dinero.

Los movimientos de los sospechosos quedaron registrados en videos y en fotografías. Con esas evidencias se armó el operativo.

Al mediodía del lunes 10, nueve policías llegaron hasta el lugar con una orden de allanamiento.

Los sospechosos, antes de abrir la puerta, subieron a la terraza del departamento, desde donde botaron una bolsa al patio de la casa contigua. No se dieron cuenta que en la parte posterior del inmueble se encontraba otro equipo de policías.

Los tres implicados no pusieron resistencia. La Policía halló la droga, además de siete armas de fuego, guardadas en una caja fuerte. En lo que va del año, 84 personas han sido detenidas en 55 operativos realizados luego de verificar las llamadas al 1800 DROGAS. En el 2009 fueron detenidas 295 personas.

Un mes de investigaciones en el caso de Amagasí de El Inca

Los policías receptan las denuncias, de 08:00 a 19:00, ininterrumpidamente. En el caso de Amagasí, la llamada de se registró en abril.

Uno de los implicados. Fue detenido el 12 de febrero del 2005 por tenencia de drogas. En el 2009 salió de prisión por el 2x1.

En el departamento se halló una caja fuerte. Los detenidos no pusieron resistencia al abrirla. Se guardaban las armas de fabricación italiana, americana, brasilera y checa.

La marihuana estaba en bolsas azules, en el baño del departamento. La bolsa que arrojaron los implicados desde la terraza de la casa al patio de un vivienda contigua, contenían 1 340 g.

Cuatro pistolas y tres revólveres aparecieron en este envase plástico, dentro de la caja fuerte. También se hallaron cartuchos.

En la vivienda, la Policía encontró 175 155 g de marihuana. Los tres detenidos tenían antecedentes penales por tráfico de drogas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)