20 de June de 2010 00:00

160 ejecutivos pedalearon al trabajo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El pasado viernes, 160 empleados del Banco del Pichincha y Diners Club iniciaron su jornada de una manera diferente. A las 09:00, antes de entrar a sus oficinas, ellos estacionaron sus bicicletas frente a la matriz del banco, en la calle Pereira y av. Amazonas (norte) .

Así empezó la campaña Al Trabajo en Bici, impulsada por Ciclópolis, en coordinación con las dos empresas privadas.

La aventura se inició desde las 07:15, en el sector de Los parques del Recuerdo (nororiente) y en los parques Inglés (noroccidente), en El Recreo (sur) y en el de la Vicentina (centro oriente).

“Estamos retomando una iniciativa que es una alternativa para la movilización durante el pico y placa”, aseguró Diego Puente, director de Ciclópolis.

La fundación prestó 60 bicicletas a los empleados que se animaron a participar en el proyecto y que no las tenían. La mañana del viernes, un camión llegó hasta la gasolinera Puma, a unos 500 metros del camposanto Parques del Recuerdo con las bicis.

Los empleados empezaron a llegar a partir de las 07:15. Una de ellas fue Margarita Salgado. Con una licra negra y un buzo gris lucía emocionada con lo que sería la segunda oportunidad de ir al trabajo en bici.

“Me parece excelente esta iniciativa porque se genera una cultura y una conciencia al medioambiente”. Junto a ella, sus compañeros acomodaban las bastas de sus pantalones y abrochaban sus chaquetas.

A esta campaña se sumó el concejal Norman Wray, quien con mochila al hombro, explicó que mientras haya organizaciones que sienten estos precedentes se puede tener una movilidad respetuosa con el ambiente.

A las 08:20, la caravana arrancó simultáneamente en los cuatro puntos de concentración.

Un patrullero escoltó a los ciclistas, que circularon por el lado derecho del carril central de la av. Galo Plaza Lasso.

No obstante, la caravana que circulaba a 20 km/h molestó a algunos conductores quienes hacían sonar sus pitos impacientemente.

Esto ocurrió en varios puntos como en el intercambiador de El Labrador y en el sector de la Plaza de Toros.

A Paulina Benalcázar, de la Unidad de Inversiones Internaciones, los sonidos de las bocinas la pusieron nerviosa. “Esto se da porque no hay una cultura del respeto, que sí debería promoverse”.

A las 09:00, el grupo llegó sin novedad a las inmediaciones del Banco del Pichincha. Ana María Dávila, empleada del departamento de Capacitación, lucía emocionada. “Es la primera vez que pedaleo hasta el trabajo. No solo se fomenta el deporte, sino que es una responsabilidad social. Dimos el primer paso para generar algo bueno”.

La iniciativa en estas compañías se repetirá una vez al mes.

Las instituciones que deseen sumarse a la campaña pueden comunicarse con Ciclópolis, a los teléfonos 250 3791 y 290 1920.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)