15 de December de 2010 00:00

12 contratistas a cargo del bacheo vial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Según la Unidad de Mantenimiento Vial de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), entre agosto del 2009 y octubre de este año, se ha invertido USD 3,8 millones en el mantenimiento de vías.

La Epmmop informó que se aplican dos modalidades para el mantenimiento y el mejoramiento vial. Una es por administración directa. La otra forma con la cual se ejecutan los trabajos es mediante la adjudicación de obras a empresas o contratistas para que realicen las tareas de bacheo.

En un informe de la Epmmop, entregado a este Diario, se detalla que las obras en 12 sectores fueron adjudicadas a 12 contratistas, en este año. Así, se emplearon 2 911 m3 de asfalto para bacheo.

Eso representó un costo de USD 359 345. Cada obra ejecutada contó con un fiscalizador.

Esos recursos son parte del presupuesto de USD 20 millones que gastó la Epmmop en mantenimiento vial.

El presupuesto incluye el bacheo de calles en la ciudad y en las parroquias, la pavimentación, el recapeo y sellos asfálticos. Además, se destinaron recursos para emergencias viales, limpieza de vías, el movimiento de tierras, la señalización, rotulación, etc.

Para mantenimiento vial por administración directa (USD 3,8 millones), la Epmmop compra el asfalto a Petrocomercial.

Este material llega a la planta procesadora, donde se mezcla con otros elementos. El promedio anual que se gasta en la compra de asfalto es de USD 2 millones.

En cambio, las obras adjudicadas a 12 contratistas consistieron en bacheo. Cada trabajo tuvo un fiscalizador. Ellos, con libreta en mano, inspeccionaron las tareas que ejecutaron los contratistas y verificaron que se cumplan las normas técnicas en el bacheo. “Somos rigurosos en vigilar el tipo de material que se usa. Tiene que ser de calidad. El problema de huecos se registra en vías de alto tránsito y por las lluvias”, dice un contratista, quien pide la reserva de su nombre.

Según el plan vial de la Epmmop, en la ciudad la estructura de las calles son de cuatro materiales: flexible (mezclas asfálticas), rígido (hormigón hidráulico), articulado (adoquines de piedra u hormigón) y empedrado.

Los dos sistemas de la Epmmop para el mantenimiento vial resultaron insuficientes en este año. Por eso, desde el lunes se sumó más gente y, en total, recorren la ciudad parchando huecos y asfaltando, 30 cuadrillas de obreros.

Rommel Herdoíza, docente de Ingeniería Civil, asegura que cuando llueve el agua empieza a abrir surcos y si el material compuesto con ripio no está pegado bien con el asfalto, se desgasta.

Herdoíza considera otro problema: la falta de un sistema de drenaje de aguas lluvia. “Al permanecer mucho tiempo en la vía, el agua penetra por los poros y el material empieza a dañarse”.

La recomendación del técnico es que antes de poner el asfalto, la base y sub-base deben ser compactadas para que la carpeta asfáltica no quede sobre partes vacías.

Fausto Noboa, encargado de la planta de producción de asfalto de la Epmmop, garantizó la calidad del material que se prepara al mezclar la materia prima que llega de Esmeraldas (asfalto) con aditivos y material pétreo, con un tiempo de durabilidad de un año.

Sin embargo, hay calles de la ciudad en mal estado. Por ejemplo, en La Ferroviaria, en el sur oriente, el asfalto está destruido y hay baches. El camino se llama calle A, según la señalización.

Cerca de allí, en La Ferroviaria Baja también las calles están deterioradas. Por ejemplo, al circular por tres vías del sector se evidencian las partes desiguales en el asfalto, por los huecos parchados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)