11 artesanos dan su mano a la naturaleza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mayra Capón V. Coordinadora

De un papel café, de 31 x 31 centímetros, elaboró una figura de Cristo crucificado. Necesitó de 180 pliegues. No usó tijeras ni pegamento.

Este es el detalle principal en los ramos que elabora Paúl Espinoza, más conocido como 'Pol'. Lo hizo recurriendo al origami, arte japonés al que se dedica desde hace ocho años.

Como creyente del reciclaje, usó como materia prima las hojas de cuatro guías telefónicas que tenía en su casa.

Para este Domingo de Ramos, elaboró dos tipos de productos. En el primero, doblando el papel, hizo las tiras de las hojas de palma, con las que tejió el tradicional rombo.

En el segundo, armó un cesto con módulos de papel. Lo decoró con flores lilas también hechas bajo los principios de origami. Fue más laborioso, pues en cinco de estos se demoró dos semanas.

La propuesta de 'Pol 'es una de las 11 que se exhiben hoy, 12 de abril, en la casa 707 de La Ronda, en el Mercadillo, de 09:00 a 17:00. Mañana estarán desde las 07:00, en la plaza de San Francisco. Habrá una misa campal.

Otra opción a la palma es la de Mariana Chulca. Sus productos son de papel periódico. Ella se dedica a las manualidades con material reciclado (carteras, monederos, binchas, etc) desde hace seis años. Su taller es la cocina de su casa, en el Comité del Pueblo. Usa un palillo para envolver los pedazos del papel, para que queden como fibras, que luego las tejerá.

Tiene una amplia gama de productos como canastos, copas, espigas, paneras... Tras una mano de pintura y laca, los ramos quedan duros, tal como los de palma. La diferencia es que no se afectó al ambiente, reduciendo los bosques de palma de cera, hábitat del loro orejiamarillo y el perico cachetidorado.

Las especies de rápido crecimiento: huicundo, romero, zagalita, arrayán, pumamaqui, gladiolo son otra alternativa. Las hermanas Lucinda y Rocío Tipán aprovechan este tipo de vegetación que crece en su huerto, en el barrio Nueva Aurora, en el sur. Tienen el proyecto Casita de los Aromas.

El toque especial lo ponen usando flores de papel o de cartón. Su especialidad son los trabajos con canela.

Si quiere algo más simple pero natural, hay cruces de palo de rosa, el Cristo es de musgo reciclado y el manto de pétalos de rosas secas. Estos ramos duran unos ocho días. Pero Lucinda dice que se puede ponerlos a secar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)