16 de diciembre de 2017 18:27

En Quito se hizo trueque de arte por bienes y servicios

Las 53 obras de arte contemporáneo estuvieron expuestas en la galería Arte Actual. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Las 53 obras de arte contemporáneo estuvieron expuestas en la galería Arte Actual. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Paola Gavilanes

La primera edición de Zoco, Experimento Social de Adquisición de Arte, cumplió con su propósito: despertar el interés entre la comunidad por el arte para generar el intercambio de distintas obras por bienes o servicios.

De acuerdo con Paulina León, gestora cultural, la propuesta surgió para permitir un acceso amplio y democrático para la adquisición de obras y fomentar la generación de nuevos coleccionistas.

Zoco reunió a 17 artistas con diferente trayectoria. Entre los participantes estuvieron: Marcelo Aguirre, Paula Barragán, Boloh, Alice Bossut, David Cevallos, Natalia Espinosa, Ana Fernández, Aquiles Jarrín, Paulina León y María Dolores Ortiz.

Las 53 obras de arte contemporáneo estuvieron expuestas en la galería Arte Actual desde el lunes 11 de diciembre hasta hoy, 16 de diciembre, y durante ese tiempo todos los interesados podían depositar su propuesta -escrita en un papel de color rosado- dentro de un buzón.

El costo de las obras osciló entre los USD 70 y 350. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El costo de las obras osciló entre los USD 70 y 350. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Cerca de las 16:15 finalmente se conocieron las ofertas de los interesados. Muchos de ellos eran colegas, mientras que otros ostentaban el título de periodistas, economistas, diseñadoras de moda.

Andrea Vivas, por ejemplo, es diseñadora textil y hoy estuvo en la lectura de las propuestas para ver si Christian Tapia, experto en impresión digital, aceptaba el trueque. Ella le ofreció cinco prendas de su colección a cambio de una obra titulada La Chica del salmón.

Después de analizar las ofertas Tapia firmó el convenio con Vivas. También lo hizo con una persona que le ofreció hospedaje en un hotel de Esmeraldas y con otra que lo convenció con la entrega de diferentes variedades de vino.

Muchos de los artistas se adelantaron y antes de recibir propuestas escribieron bajo la descripción de la obra sus requerimientos.

David Cevallos, con 10 años de experiencia, escribió: “trueque preferible por consulta y tratamiento homeopático y tratamiento odontológico”.

Al final, vendió una obra en USD 500, 150 más de lo que había pedido. El resto cambió por diferentes servicios.
El costo de las obras osciló entre los USD 70 y 350.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)