19 de agosto del 2016 00:00

Trabajo infantil se controlará en 5 mercados de Quito

El plan para la erradicación progresiva del trabajo infantil fue presentado en el parque Julio Andrade. Hubo un programa especial para los menores. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El plan para la erradicación progresiva del trabajo infantil fue presentado en el parque Julio Andrade. Hubo un programa especial para los menores. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

No mirar como parte de la cotidianidad a los niños trabajadores en la ciudad es el objetivo de la Unidad Patronato San José. Para erradicar de manera progresiva esta problemática social se presentó el miércoles un plan, en el parque Julio Andrade, en el norte de Quito.

La meta hasta el 2019 es desarrollar acciones para que los menores de edad que se encuentran en esta situación dejen las calles de manera progresiva. Para esto se contará, inicialmente, con 11 brigadas que recorrerán las zonas vulnerables de la ciudad: el Centro Histórico, La Mariscal, Chillogallo, Quitumbe, La Ofelia... Se contará con el apoyo de Plan Internacional y Unicef.

Hasta diciembre de este año las acciones se enfocarán en cinco mercados municipales: Mayorista, San Roque, Chiriyacu, Las Cuadras y Santa Clara. La aspiración es capacitar a unas 3 000 personas.

“Aquí la problemática es visible. Por eso se concientizará a los padres de familia sobre la importancia de fortalecer en la infancia la etapa de aprendizaje y desarrollo. No de trabajo”, mencionó María Fernanda Pacheco, presidenta de la Unidad Patronato San José.

Los promotores que trabajan en este programa harán un seguimiento individualizado de cada caso. Según la experiencia, en los recorridos a diario se pueden efectuar unos 30 acercamientos. Si se identifica casos de explotación o violencia se coordinará con las entidades correspondientes.

Los niños que venden productos o solicitan dinero en las calles reproducen prácticas que se han realizado por generaciones en sus familias.

Por ejemplo, Evelyn, de 9 años; Gabriela (8) y Jennifer (9), quienes actualmente asisten a centros de desarrollo del Patronato, relataron que sus padres fueron quienes les impulsaron a trabajar y a aportar con la manutención del hogar.

Ellas recorrían los mercados de San Francisco o San Roque con paquetes de verduras o frutas. “Mi mamá me daba poquitos productos para que pueda cargar”, recordó Jennifer. Ella trabajó desde los cinco hasta los siete años. Luego se integró a la Casa de la Niñez, ubicada en el sector de El Tejar.

En este espacio, así como en los otros centros de asistencia del Patronato, los menores de edad realizan actividades recreativas, reciben apoyo pedagógico y cuatro comidas diarias. Todo es gratuito.

En total, en la urbe se cuenta con 88 de estos centros de atención y desarrollo para niños hasta los 14 años. Ahí han llegado 7 781 menores en condiciones de vulnerabilidad, informó Pacheco. Además, están por abrirse nuevos espacios.

La población de menores de edad expuesta al trabajo en las calles tiende a aumentar. En época de recesión económica o durante las festividades (Navidad, Fin de Año o vacaciones) es usual observar a más niños laborando en las vías, plazas o espacios públicos. Solo en el Centro Histórico el Patronato ha contabilizado a unos 5 100 menores, de estos más de la mitad trabaja y estudia a la vez.

Asimismo, se ha identificado que un 47% de los niños trabajadores proviene de provincias aledañas.

Para buscar mecanismos que eviten que los niños salgan de sus ciudades hacia la capital para trabajar también se ha implementado otra acción. La Secretaría de Inclusión de Quito firmó con autoridades de 13 ciudades de la Sierra centro una carta compromiso para desarrollar proyectos para proteger a los menores de edad y evitar que estos trabajen.

En septiembre está planificada una reunión en Latacunga, precisamente, para establecer las líneas base de este proyecto, mencionó César Mantilla, secretario de Inclusión.

A estas medidas promovidas por las autoridades se debe sumar también la participación de los ciudadanos. La presidenta de la Unidad Patronato San José hizo un llamado a las personas para que no compren productos a niños. Ella considera que si se corta con esta demanda, terminará la oferta.

No olvide

Las personas que quieran denunciar casos de trabajo infantil en los distintos sectores de la ciudad pueden enviar los datos al Twitter del Patronato San José @PatronatoSJ o a la cuenta de Facebook. Los brigadistas realizarán un seguimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)