25 de agosto de 2017  06:42

Los quiteños cambiaron sus rutinas por la suspensión del transporte público

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 104
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 18
María Belén Merizalde

Calles sin buses, ese fue el panorama durante las primeras horas de hoy, viernes 25 de agosto de 2017, en Quito.

El gremio del transporte decidió suspender el servicio, luego de que el Concejo Metropolitano no aprobara el incremento a la tarifa, durante la sesión que se llevó a cabo la mañana del jueves.

Las unidades de la Ecovía y Trolebús llegaban a las estaciones, pero en algunas de ellas se registró largas filas de usuarios. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Las unidades de la Ecovía y Trolebús llegaban a las estaciones, pero en algunas de ellas se registró largas filas de usuarios. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO


Martha Jácome debió cambiar su rutina diaria tras enterarse de la medida tomada por los transportistas. "Usualmente salgo de mi casa a las 06:00, pero hoy estuve a las 05:30 lista para poder caminar al menos seis cuadras y tomar Trolebús".

Alexander Pérez llegó al Playón de la Marín desde el Valle de los Chillos sin nigún inconveniente. Sin embargo, su trayecto se complicó en ese lugar, pues generalmente toma allí un bus para dirigirse hacia el norte de la ciudad. "Hoy tendré que ver la forma de llegar, pero obviamente esto afecta a la cotidianidad de cada persona".

Noe Morales, en cambio, no se había enterado que los transportistas no brindarían el servicio y se encontraba esperando en una de las paradas de la avenida Pichincha. "Yo no he sabido nada de este tema. Tengo que ir a mi trabajo en San Carlos y ahora tendré que ver cómo hago".

En las principales calles de la ciudad se evidenció desde muy temprano la presencia de taxis y vehículos particulares que ofrecían sus servicios.

"Hoy es la oportunidad de ganarse un dinerito. Yo estoy haciendo carreras a donde me pidan y claro hay que cobrar lo justo. No se puede abusar tampoco", dijo Jaime Ron, quien madrugó para tomar pasajeros y obtener ganancias.

Juan Salazar señaló que aunque exista oferta de taxis no todos podrán tomarlos. "Existe gente que sale con lo justo para el pasaje, de dónde va a sacar dos o tres dólares para pagar un taxi".

Las unidades de la Ecovía y Trolebús llegaban a las estaciones, pero en algunas de ellas se registró largas filas de usuarios.

"Siempre es un problema viajar en Ecovía, ahora la situación está peor. No abastecen las unidades para toda la cantidad de gente que quiere movilizarse", dijo María Chasi.

La Alcaldía informó que como medida emergente este viernes no regirá el pico y placa y además señaló que pondrá a disposición de la ciudadanía 1 400 unidades de transporte escolar, más buses municipales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (51)
No (8)