29 de agosto de 2014 00:05

Parques con wifi son los nuevos sitios de encuentro

Los jóvenes que acuden al parque de San Rafael permanecen, de 08:00 a 18:00. Usan celulares para conectarse a Internet. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO.

Los jóvenes que acuden al parque de San Rafael permanecen, de 08:00 a 18:00. Usan celulares para conectarse a Internet. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 6
Sorprendido 10
Contento 2
Valeria Heredia. Redactora

Entre semana, a partir de las 17:00, varias plazas y parques del cantón Rumiñahui cambian su cotidianidad: jóvenes de distintas edades empiezan a tomarse estos espacios públicos. El acceso gratuito a Internet les convoca hasta estos sitios.

Este es uno de los factores esenciales que ha logrado concentrar a jóvenes de entre 15 y 20 años. En el cantón hay 10 parques y plazas que cuentan con este servicio. Uno de estos es el parque de San Rafael, en la avenida General Enríquez, en el sector del mismo nombre.

Diariamente, en este espacio se conectan unas 55 personas. Entre ellos jóvenes que estudian en la zona. Cerca de una decena de instituciones hay en este sector que van desde colegios hasta institutos que ofrecen cursos de todo tipo.

En medio de risas, conversaciones y bromas, un grupo de 15 adolescentes llega a este parque, la tarde del miércoles. La rutina es la misma. Se dan una vuelta por las dos piletas para encontrar un lugar y sentarse. La primera acción que realizan cuando encuentran espacio es sacar sus celulares y, en algunos casos, sus tablets. Buscan el nombre de usuario (gadmur SAN AFAEL0054) y se conectan, vía wifi, al Internet. El tiempo de espera no es largo. Luego de un minuto, como máximo, ya están conectados. No necesitan de clave ya que es un servicio libre y gratuito.

Kevin Villa es un joven de 17 años. Todos los días viene a este espacio junto a sus 15 amigos. Ellos asisten a un curso preuniversitario en este sector. Su jornada es a tiempo completo. Entre las 08:00 y las 18:00 que dura su jornada, tienen dos recesos. Este es el tiempo que aprovechan para conectarse.

Para ellos se convierte en un recreo diferente que les abre otros temas de conversación como los videomusicales con más ingresos, el último lanzamiento de su artista preferido o la última noticia. O los ‘likes’ que dieron en sus cuentas de Facebook o de otra red social.

Él cuenta que antes de tener este servicio, al inicio, pensaron ir a un restaurante y conectarse mientras consumen algo. Había un reparo, el tiempo de permanencia en el local. Pero, no podían quedarse el tiempo que querían; tampoco podían hablar alto ni reírse y no todos los locales tenían wifi.

Uno de sus compañeros les recomendó el parque de San Rafael. Ninguno lo veía como una opción. Pero al enterarse sobre el servicio de Internet gratuito les gustó y se quedaron. Son unas cuatro semanas y no han dejado de acudir un solo día. El motivo es obvio: la buena conectividad. “El servicio de Internet es rápido y oportuno” contó Kevin Villa.

Desde sus equipos móviles visitan varias páginas. Las más utilizadas son las redes sociales: Facebook y Whats up. Otros prefieren el Twitter.

wifi

Este parque, en el que están dos obras del pintor y escultor Eduardo Kingman (La Sed y El Rondador) es ahora un sitio de encuentro para estos jóvenes y otros que viven, trabajan o estudian en los alrededores.

Katia Andrade, de 17 años es parte del grupo que acude con Kevin. Esta joven, también, estudia cerca. Para ella, no solo es un parque. Es un espacio de encuentro. En el que disfrutan de la conectividad y del aire libre, ya que se sienten a gusto mientras permanecen ahí. Generalmente, se quedan una hora.

También adolescentes se están “apropiando” de este espacio. Luego de navegar en la web y revisar las redes sociales disfrutan de otras actividades. Por ejemplo: un partido de fútbol o canicas. Sonia T., tiene 14 años. Ella es parte del grupo de niños que ocupa, a diario, este espacio. Con el inicio de clases, la frecuencia se reducirá, pero lo seguirá haciendo.

Yolanda Pérez, moradora, recuerda que, a partir de las 17:30, es más frecuente ver jóvenes reunidos en este espacio publico. “Antes no había nada que los retenga. Ahora por la Internet se reúnen a diario.

Ese fue el objetivo que se planearon desde la administración municipal. Gustavo Barriga, director de Tecnología, indicó que el servicio de Internet ayuda a que los pobladores del cantón tengan una alternativa más para distraerse en los espacios públicos.

En otros parque se vive una situación similar. En el parque Santa Clara, ubicado en la avenida Luis Cordero, se conectan unos 57 usuarios, al día. En San Isidro, 32. En Santa Clara 57, entre otros sitios. La situación es similar, más cantidad de personas los utilizan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)