5 de septiembre de 2015 16:39

En el Centro de Quito se concentran padres para comprar mochilas y zapatos

En las calles Chile y Cuenca, padres buscan mochilas para sus hijos. Foto: Mariela Rosero / EL COMERCIO

En las calles Chile y Cuenca, padres buscan mochilas para sus hijos. Foto: Mariela Rosero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Mariela Rosero

La Peppa Pig, Rayo McQueen y la Princesita Sofía van a la escuela o al menos eso se intenta desde los almacenes de venta de mochilas, ubicados en el corazón del Centro de Quito.

Este sábado 5 de septiembre de 2015, en calles como la Chile, es complicado caminar. Lo que se observa son padres y madres, juntos o por separado, que se detienen en locales en los que se ofertan cartucheras y mochilas. Pero también zapatillas deportivas blancas y calzado para uniforme de parada en color negro.

Entre la multitud hay comerciantes que gritan: "Bividí para la escuela, tres por USD 5". También "30 membretes por USD 1”. De estos últimos hay varios, en la calle Mejía y en El Ipiales, zona en la que se ubican los centros comerciales del ahorro.

En este sector hay filas en las bodegas de venta de ropa interior y de medias deportivas. Aunque estas últimas son parte de la oferta de vendedores informales.

Javier Acurio y su esposa Rina Barrionuevo salieron en busca de mochilas nuevas para sus hijas Any, de 6 años, quien inició el segundo de básica la semana que termina en la Escuela María Nazareno y, además, para Melany, de 11, que pasó a séptimo de básica en el Colegio Consejo Provincial.

Entre sus maletas y una tercera -obsequio para una ahijada-, invirtieron USD 83. En el local ‘Mochilas y maletas Paguay’, ubicado en la Chile y Cuenca, hay variedad de diseños de personajes de los dibujos animados, maletas con y sin ruedas.

Unos pasos más adelante, en el Centro Comercial Granada, hay una pancarta en la fachada. En ella se lee: "Promoción escolar, entrada a clases" y se detalla por pisos la mercadería que tienen.

En el ingreso hay un puesto de venta de camisetas negras, con estampados de grupos musicales. También hay mochilas, una de The Misfits cuesta USD 15, otra de Pink Floyd, 28.

"¡Media deportiva, media escolar, buenos precios!", grita un niño a la entrada de este centro comercial del ahorro. Es uno de los vendedores que aprovecha la temporada de inicio de clases y que circula por el Centro Histórico, sorteando el intenso sol. También hay helados, espumilla y aguas al paso.

"Rebájeme, pero ¿cuánto me va a rebajar?". Esa pregunta se escucha en los locales, ubicados en zaguanes; en la calle y en estos centros comerciales populares. La rebaja es de USD 3 incluso, Por ejemplo, si una mochila cuesta USD 33, le dejan en 30. Mientras más lleva es mayor el porcentaje de descuento.

Acurio contó que también gastó USD 120 en zapatos y algunas prendas del uniforme de sus hijas, que debían ser renovadas. Él tiene un negocio de bordado y en este mes trata de destinar un presupuesto para enfrentar el inicio de clases.

La gente se detiene en distribuidoras de medias como el almacén Gaby, junto a la Unidad Educativa San Pedro Pascual y en puntos de venta de mochilas como Jota.ce.com

Algo que llama la atención es el grito de un vendedor que ofrece: "Nacho lee, el libro ecuatoriano de lectura, solo por USD 3".

En la calle Mejía, en un puesto de venta de zapatos está Diego Castelo. Él y su esposa buscan, para su hijo Alejandro, zapatos deportivos y para el uniforme de parada. El pequeño responde a la pregunta ¿cuántos años tienes? Dice que tiene 3 años y 10 meses. Irá a una escuela pública, ubicada en el Puente 7 de Conocoto. "Desde que era niño –dice Diego- siempre venía con mis padres a esta zona para comprar los artículos para las clases. Por eso decidimos hacer lo mismo con nuestro hijo". Su plan era invertir USD 60 en eso.

En la calle Cotopaxi es común encontrar almacenes de zapatos. En uno de ellos estuvo Lorena Ayala, con sus tres hijos de 9, 7 y 5 años. A todos les iba a comprar calzado. Con Cristian, de 7, se tardó un poco más y escogió un par de color negro, que costaba aproximadamente USD 25.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)