24 de enero de 2017 00:00

USD 660 millones para las obras del Metro, en el 2017

En la estación de El Labrador se usa una estructura metálica para bajar piezas de la tuneladora. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

En la estación de El Labrador se usa una estructura metálica para bajar piezas de la tuneladora. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Mayra Pacheco

Las obras del Metro de Quito planificadas para este año demandarán USD 660 millones, esto representa casi la mitad (48,5%) de los 1 359 millones del presupuesto municipal aprobado para este 2017.

Estos 660 millones representan más del doble de lo invertido en el 2016, cuando se destinaron 292,7 millones.

En este año los rubros serán financiados por el Municipio, Gobierno Nacional, organismos multilaterales y otros.

La asignación de estos valores y el pago al consorcio encargado de la obra, según los plazos, permitirá que en este año sigan en curso los trabajos que se iniciaron un año atrás para construir el centro de operaciones, los talleres, la cochera, nueve de las 13 estaciones, el fondo de saco...

Actualmente hay 24 frentes de obra en total, según la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (Epmmq).

A estas intervenciones, en este año se sumarán las labores para empezar a dar forma a las estaciones de La Pradera (avenida Eloy Alfaro), La Alameda (parque La Alameda y av. 10 de Agosto) y Universidad Central (av. América). Se iniciará también la construcción del túnel subterráneo de 19,2 kilómetros que atravesará a la ciudad desde Quitumbe, en el sur, hasta El Labrador, en el norte.

El primer tramo del túnel, El Labrador-La Alameda, se construirá desde el siguiente mes. Para esto se utilizará la tuneladora La Guaragua.

El ensamblaje de esta maquinaria de gran magnitud (100 metros de longitud por 9,40 metros de diámetro) está por concluir, mencionó Sergio Garnica, concejal independiente e integrante del directorio de la Empresa Metro de Quito. Él pudo constatar, junto a representantes de colegios de profesionales, el avance de estos trabajos el pasado martes, durante un recorrido.

Más adelante, según el cronograma, se incorporarán las otras dos tuneladoras (Luz de América y Carolina) para que hagan lo propio en los tramos: Solanda-La Alameda y Solanda-Quitumbe.

Tener las tres tuneladoras operativas al mismo tiempo implicará que haya más frentes de obras relacionados con el Metro y nuevas plazas de empleo, mencionó Patricio Ubidia, concejal de Alianza País e integrante del directorio de la Empresa Metro de Quito.


Por ejemplo, en cada tuneladora se estima que trabajarán 240 personas en cuatro turnos (60 por cada uno). Las maquinarias que perforarán la tierra operarán a unos 30 metros de profundidad.
Los 3,1 millones de metros cúbicos de tierra que se extraigan irán a las escombreras de El Troje y el Bicentenario.

Aparte del trazado del túnel y su recubrimiento, en este segundo año de la ejecución del Metro de Quito, el consorcio deberá coordinar para empezar a instalar el material rodante (rieles), por donde circularán más adelante los trenes, enfatizó Ubidia.

Todo este movimiento generará de manera paulatina más plazas de empleo. Por ahora, según Metro de Quito, se cuenta con 2 800 plazas directas, de las 5 000 que se abrirán durante todo el proyecto. El avance de la obra es del 12% y de los USD 1 538 millones destinados para la fase dos (túnel y 13 estaciones) ya se han ejecutado 292,7 millones, en el 2016.

En caso de que se necesiten más recursos económicos para el Metro en el transcurso de este año, en el segundo semestre, cuando se realiza la reforma presupuestaria que corresponde por ley, se podrá solicitar un monto mayor.

Para esto se cuenta con créditos disponibles otorgados por los organismos multilaterales, refirió Garnica.

El único monto pendiente por financiar son los USD 331 millones generados por la titularización pendiente de los ingresos del aeropuerto Mariscal Sucre (80 millones) y por la suspensión del crédito del Banco de Desarrollo de Brasil (251 millones), que se concretará cuando se formalice la salida de Odebrecht del consorcio Acciona-Odebrecht.

Sobre esta brecha, Miguel Dávila, administrador general del Municipio, informó el jueves pasado que sigue en trámite la solicitud de estos recursos para financiar el proyecto. Y sobre la no objeción de los organismos multilaterales para que se concrete la salida de Odebrecht, en la Empresa Metro de Quito se precisó que todavía espera la respuesta.

En contexto

Las obras para construir la primera línea del Metro de Quito entraron en su segundo año. Los trabajos arrancaron en enero del 2016, en Quitumbe. Sin embargo, formalmente, el plazo de 42 meses, incluidos seis de prueba, corre desde el 23 de abril.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)