3 de marzo de 2015 21:35

La visión de movilidad en la gestión de Rodas tiene 5 ejes

Movilidad Quito

En la Estación de Chiriyacu, 21 de los 40 nuevos articulados estaban estacionados, ayer. Mañana circularán en el Trolebús y en la Ecovía. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 86
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 90
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com
Quito

La ruta que seguirá la actual administración municipal en movilidad está trazada. Ayer, se presentaron las acciones que se ejecutarán en el Distrito entre el 2015 y 2030. Se trabajarán en cinco ejes.

La visión estratégica incluye medidas vinculadas con los transeúntes, ciclistas y usuarios del transporte público. Además, la red y la seguridad vial. El propósito será contar con una ciudad pensada más en los peatones que en los vehículos, mencionó el alcalde Mauricio Rodas.

Para brindar más espacios a las personas está previsto cambiar el uso de vías del Centro Histórico y de la avenida Amazonas: serán peatonales. Para facilitar la movilidad de la gente se harán reformas para disminuir los índices de velocidad en la zona y se habilitarán vías para el paso de conductores.

La movilidad no motorizada (caminar o usar bicicletas), que representa el 15,6% del total de viajes que se hace en el Distrito, será impulsada con más ciclovías. Se extenderán al sur, con 45 kilómetros más. Actualmente esta red cuenta con 90 km.
Otra de las iniciativas será, hasta fines de abril, incorporar 300 bicicletas eléctricas. Estos vehículos funcionarán con una batería y facilitarán los desplazamientos para ascender cuestas. En promedio, con estas unidades se podrá recorrer hasta 80 kilómetros, explicó Darío Tapia, secretario de Movilidad.

En el transporte público masivo, una de las acciones inmediatas, será la incorporación de 40 nuevos articulados con puertas a ambos lados. Estos empezarán a circular desde mañana en el Trole y Ecovía.

La prolongación del Trole, Corredor Sur Oriental, la construcción del Metro y los Quitocables son parte de las acciones que se ejecutarán. Para la extensión del Trolebús, por ejemplo, se espera que en el 2016 el servicio llegue hasta Carcelén y un año más tarde, 2017, a Calderón. Esta obra beneficiará a 250 000 personas del sector de La Bota, Comité del Pueblo, Carapungo...

Para el 2018 estarían las primeras cuatro líneas del sistema Quitocables. Para ese año, el Metro continuará en construcción. La alta inversión que demandará el segundo proyecto, alrededor de USD 2 000 millones, no afectará al desarrollo de las otras obras, precisó Rodas. Comentó que para financiar los proyectos nuevos se recurrirá a alianzas público-privadas.

Los medios masivos de transporte tendrán integración tarifaria: se usará una tarjeta para cancelar el pasaje. Este sistema se aplicará dentro de 18 meses.

En infraestructura y seguridad vial se construirá una vía paralela al túnel Guayasamín, se prolongará la Ruta Viva a Tababela y se continuará con la extensión de la Simón Bolívar hacia la Mitad del Mitad. Se harán nuevos intercambiadores en Carapungo, Eloy Alfaro y Granados, y en el ex-Redondel del Ciclista. Para reducir la accidentabilidad se intervendrá en vías consideradas rápidas: Simón Bolívar, Mariscal Sucre, Ruta Viva, Interoceánica no se modificará el Pico Placa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (35)
No (9)