7 de November de 2009 00:00

En Quito hay quejas por la poca información

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito  

Los cortes de energía continúan causando problemas a los quiteños. Los racionamientos eléctricos , que no se daban desde hace 15 años, generan inconvenientes en los hogares  y en las calles.
 
La falta de información sobre los horarios de los cortes generó malestar entre  los usuarios. Según la   Empresa Eléctrica Quito, las llamadas de quejas  al ‘call center’ no han parado.
Entre los reclamos está la falta de un cronograma con los sectores donde habrá apagones en los próximos días.

Embotellamientos y congestión vehicular se registraron durante el día y la noche del jueves y viernes en varios sectores de la urbe.

A pesar del control policial hubo largas filas de vehículos pequeños y buses. Se registraron trancones en La Argelia y en la av. Teniente Hugo Ortiz, en el sur.

En esta última vía, dos choques entre autos  interrumpieron la circulación durante 15 minutos. En la noche, la Policía trabajó en las intersecciones de mayor afluencia vehicular en el norte. Por ejemplo, en la intersección de las avenidas Eloy Alfaro y 6 de Diciembre se ubicaron cuatro gendarmes. “Hay conductores que intentan cruzarse haciendo doble fila. Eso es peligroso”, dijo Paúl Chisag, policía de tránsito. 
 
Los vendedores informales también sufrieron pérdidas. Rosa Lascano, vendedora de periódicos en la  José Abascal y Eloy Alfaro se quedó con gran cantidad de diarios. Lascano dijo que sin semáforos no puede vender porque los carros no paran.

Pero los problemas no solo se daban en las calles. Los comerciantes afrontaban inconvenientes con la venta de sus productos. En la av. América y Colón, en el Comercial Mora, Francisco Morales se quejaba porque no tenía luz desde que abrió su negocio a las 08:30 de ayer. “No puedo sacar copias ni alquilar la Internet”. Esto le significa una pérdida de USD 80 en la media mañana.
          
Las amas de casa también tienen problemas. La falta de funcionamiento en algunos electrodomésticos complican su labor. Susana Chacón, quien vive en la av. Gaspar de Villarroel, en el norte,  dijo  que los alimentos de su refrigerador  están dañados y tuvo  que comprar comida preparada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)