8 de agosto de 2015 00:00

Ediles de Quito insisten en blindar el precio del Metro

Los trabajos en la estación del Metro de Quito en El Labrador en el norte de Quito están finalizados. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los trabajos en la estación del Metro de Quito en El Labrador en el norte de Quito están finalizados. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 17
Mayra Pacheco

Los ediles del Concejo Metropolitano requieren de tres insumos para aprobar el nuevo endeudamiento que viabiliza la construcción del Metro de Quito. Para dar luz verde a este proyecto piden que se blinde el presupuesto del proyecto, conocer los detalles de la negociación con Odebrecht-Acciona y contar con el informe de la Contraloría General.

La aprobación del Concejo sobre el crédito extra de USD 440,9 millones, que asumirá el Municipio para completar la brecha financiera que tenía el precio del Metro, es un requisito necesario que se lo debe hacer, antes de adjudicar el contrato e iniciar las obras.

El alcalde Mauricio Rodas, recordó ayer (7 de agosto) que hay procesos, vinculados con el Metro, que están por fuera del Municipio, como el informe de Contraloría. De esta entidad, dijo, que hay el ofrecimiento de celeridad en la entrega de informes sobre el proyecto.

También hizo un pedido a los concejales para que apoyen este proyecto. Antes de mostrar su respaldo a esta solicitud los ediles que representan a SUMA-Vive, Alianza País, Creo (movimientos que integran el Concejo Metropolitano) señalaron que se debe cumplir con ciertas condiciones.

Sergio Garnica, concejal del bloque SUMA-Vive, mencionó que seguirán insistiendo en el blindaje del presupuesto total del proyecto. El objetivo es que la construcción del Metro (paradas, túnel, trenes, rieles, fiscalización) no supere los USD 1 940,9 millones, establecidos luego de la negociación con Odebrecht-Acciona. Con este se evitará que haya reajustes de precios, contratos complementarios, entre otros.

El edil agregó que hay precedentes para llevar a cabo esta acción. Citó que en Cuenca el presupuesto del tranvía está blindado y que en un oficio circular remitido por el presidente Rafael Correa, en el 2008, se establece que en los contratos de obra pública se incorpore una cláusula que posibilite la renuncia de ajuste de precios por parte de los contratistas.

“Hay que honrar los centenares de estudios a detalles del Metro, para que el consorcio Odebrecht-Acciona ejecute lo que estos dicen. Si no hay blindaje no apoyaremos este proyecto”, sostuvo Garnica.

Conocer detalles de la negociación entre la Empresa Metro de Quito y el consorcio Odebrecht Acciona es otra de las demandas de los ediles. Hasta este viernes, los concejales no tenían información. Lo único que se sabe es lo dicho por el Alcalde, que se redujo en USD 50 millones el costo de la oferta planteada para la fase dos del Metro (túnel y paradas).

Carlos Páez,
coordinador del bloque Alianza País, dijo que requieren detalles de los acuerdos alcanzados con el oferente del proyecto. El interés, en este caso, radica en conocer si se tomó en cuenta la propuesta para hacer optimizaciones en el Metro. “Esto iba ayudar a disminuir hasta en USD 180 millones los costos”.

Páez precisó que el objetivo del bloque es que este proyecto se ejecute bajo las mejores condiciones. Esto incluye también contar con información sobre la incidencia que tiene, en el proyecto Metro, el escándalo de corrupción en el que estaría implicado un directivo de Odebrecht, en Brasil.

Para descartar dudas sobre la situación de Odebrecht, Rodas enfatizó que se solicitó a la Contraloría un informe sobre los procesos precontractuales ejecutados durante la fase dos del Metro. El resultado de este examen especial será indispensable para empezar las obras.

Los concejales Garnica, Páez y Eduardo del Pozo esperan también contar con esta documentación para aprobar el nuevo endeudamiento en el Concejo Metropolitano.

Del Pozo, edil de Creo, dijo que tras los cuestionamientos hechos en contra de esta empresa se requiere tener certezas antes de invertir USD 2 000 millones en esta obra. “La construcción del Metro podría resultar afectada. Hay que cuidar los recursos de los quiteños”.

Antonio Ricaurte, concejal de SUMA-Vive, uno de los principales opositores a que Odebrecht ejecute el proyecto, ayer, luego de reunirse con el Alcalde, dijo que apoyará la nueva deuda para el Metro, pero estará vigilante de que no haya reajustes de precios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (3)