4 de mayo de 2015 22:06

Los deportistas noctámbulos piden mejor iluminación en La Carolina

Los atletas llevan su propia linterna para iluminar su trayecto en el entrenamiento en el parque La Carolina. Fotos. Galo Paguay/ EL COMERCIO

Los atletas llevan su propia linterna para iluminar su trayecto en el entrenamiento en el parque La Carolina. Fotos. Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 13
Mariela Rosero

La luz de una pequeña linterna colocada en un cintillo sobre la cabeza es una de las marcas del Club Energizer. La noche del lunes 4 de mayo del 2015, el grupo formado por más de 30 mujeres y hombres, de entre 25 y 40 años, entrena como es habitual, en el parque de La Carolina, en el hipercentro de Quito.

Desde las 15:30 llueve en distintos puntos de la ciudad. Pero casi a las 20:00, las gotas son más gruesas y parecen cristales que se rompen al estrellarse en los cuerpos de estos ciudadanos, unidos en torno a actividades deportivas.

Como cada lunes y miércoles, desde las 19:00 hasta las 20:15, se entrenan. El Club Energizer existe desde enero del 2014 y sus integrantes practican atletismo y trail running o carrera fuera de pista o de montaña. Todos son profesionales de diferentes ramas.

El punto de encuentro es un parqueadero localizado en la Portugal y Naciones Unidas, con salida a la Shyris. A través del Whats app se comunican, están en contacto todo el día y en noches frías y lluviosas como la de este lunes, siempre hay alguien que envía un texto de motivación. Aunque sea la frase: “No sean vagos, nos vemos en La Carolina”.

“Si se mojan se mojan. Vamos, falta, falta, dale, hasta que llegues a los (conos) azules. Vamos, ¡buen pique, apretando”. Eso dice a una de las chicas Joaquín López, de 22 años, el entrenador.

Este grupo se caracteriza porque no se mantiene en un solo punto de este espacio verde, al que concurren más de 50 000 personas semanalmente. Ellos utilizan todo el parque.

Por eso, en medio del aguacero, cuentan que les gustaría que la parte norte y sur, los extremos de La Carolina, tuvieran buena iluminación. Cuentan que hay días en las que las lámparas de luz blanca y amarilla, luz tenue, permanecieran encendidas siempre. Les parece que quizá a los faros les falte mantenimiento, pues en ocasiones algunas funcionan y en otras no.

Los atletas llevan su propia linterna para iluminar su trayecto en el entrenamiento en el parque La Carolina. Fotos. Galo Paguay/ EL COMERCIO

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, se ha comprometido a rehabilitar completamente el parque en un año más. Entre las mejoras se incluye el tema de la iluminación completa.

La Carolina tiene 64 hectáreas de terreno. Ellos lo utilizan por su ubicación, es ideal porque todos los deportistas pueden llegar a él, es un sitio central. Tiene la pista de atletismo, la de BMX con sus subidas y bajadas. Aunque algunos de sus integrantes acuden también al Chaquiñán.

“Las puntas son las zonas más peligrosas, donde hemos visto gente rara. Alrededor de la Cruz del Papa y de la Pista de BMX hay patrulleros y buena iluminación”, indica el entrenador Joaquín López.

Fausto López, de 44 años, entrena desde enero de este 2015 en el Club Energizer. Es gerente en la Corporación Nacional de Telecomunicaciones. “Me encanta entrenar acá. Me relaja, me divierte, me hace trabajar alegre”. Él, además, entrena todos los días, desde las 05:00 en el mismo lugar.

Fausto se prepara para una maratón en Lima y para la Carrera Quito- Últimas Noticias, el domingo 7 de junio. Daniela Villota, de 33, es gerente administrativa de Sonar. Lleva un año y dos meses como parte del grupo Energizer. “Es como una adicción buena”. Ella correrá también la Quito- Últimas Noticias y participará en otra competencia el 23 de mayo.

A estos dos corredores les parece “horrible” entrenar por algunos senderos de La Carolina. También quisieran que el Municipio estudiara la posibilidad de colocar señalética fluorescente u ojos de gato en las rutas de atletismo.

Mireya Jaramillo, de 34 años, es gerente comercial de una hormigonera y se siente cómoda en este grupo. Le motiva el hecho de que hay una gran cantidad de mujeres. Todos los integrantes del Club Energizer aseguran que sus entrenamientos de dos veces por semana les ayudan a trabajar alegres y a dormir muy bien.

Las linternas sobre sus cabezas les ayudan a ser vistos por autos y personas. Siempre corren en grupo y eso les ha ayudado a no ser atacados ni molestados. Son uno entre varios colectivos que usan el parque. Otras personas juegan fútbol, básquetbol, patinan o simplemente corren. Para integrarse a Energizer deben pagar una cuota mensual de USD 15. Para más detalles se puede escribir a joaquinlopezitu@hotmail.com.

“No importa la lluvia. Solamente hay que traer una ropa extra para cambiarse luego del entrenamiento”, dicen los chicos, que se despiden en medio de la lluvia. Una siente un pequeño dolor, pero no se detiene.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)