31 de marzo de 2016 15:55

30 denuncias de acoso sexual se reportaron en tres meses en el transporte integrado de Quito

Si usted sufre algún caso de acoso en el sistema de transporte público es importante que lo denuncie en las cabinas del programa Cuéntame. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Si usted sufre algún caso de acoso en el sistema de transporte público es importante que lo denuncie en las cabinas del programa Cuéntame. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Sara Ortiz

Las víctimas son principalmente menores de edad y estudiantes, tanto hombres como mujeres. Han sufrido acoso, violencia sexual e intrafamilar en el interior del trasporte público de Quito, principalmente en las líneas de la Ecovía y del Trolebús.

En total suman 30 casos registrados en lo que va del año. Así lo confirmó Catalina Garcés, coordinadora del programa ‘Cuéntame’, un servicio de atención a víctimas de acoso implementado por el Municipio de Quito, desde diciembre del 2014.

De enero a noviembre del 2015, el programa Cuéntame ha atendido 450 denuncias de casos de acoso en el transporte público. 274 de estas fueron remitidas a las entidades competentes como Fiscalía de Flagrancia, Unidades y Juzgados de Contravenciones.

Dos casos también ya llegaron a sentencia que superan los seis años de cárcel y en los que las víctimas fueron niños de 11 y cinco años.

En las cinco oficinas de atención que existen en estas líneas de transporte se han recibido incluso quejas de niños y adolescentes. Ellos alertan que hay hombres que les piden favores sexuales a cambio de dinero. También, las estudiantes de colegios denuncian que hombres les toman fotos por debajo de la falta y las mujeres se quejan porque otros pasajeros las tocan con sus órganos sexuales o les dirigen palabras soeces.

Uno de los casos más graves ocurrió ayer. Una mujer de 27 años fue atendida en la cabina Cuéntame, ubicada en la estación de El Recreo. Estaba extremadamente nerviosa, recuerdan las funcionarias, pues poco antes de las 08:00 un pasajero se había masturbado y eyaculado detrás de ella, cuando viajaba en el interior de una unidad del circuito Corredor Sur Oriental.
El hombre fue arrestado y ahora enfrenta un juicio por acoso.

La atención

Según el Protocolo de Atención a Víctimas de Acoso en el Transporte Público, lo primero que deben realizar los funcionarios es lograr que la víctima se calme. Esperanza Mendoza, promotora de derechos, fue justamente quien atendió a la joven de 27 años.

En este caso, el conductor del bus alertó por radio el hecho y pidió a la víctima que haga la denuncia, por lo que se pudo derivar la queja a la justicia.

En ese Protocolo de Atención a Víctimas de Acoso en el Transporte Público, se establece que la víctima debe estar tranquila para narrar el suceso y que los funcionarios deben acompañar a los pasajeros hasta las dependencias de la Fiscalía a presentar la denuncia.

¿Qué hacer?

Si usted sufre algún caso de acoso es importante que lo denuncie en las cabinas del programa Cuéntame. Están ubicadas en las estaciones de El Recreo, Quitumbe, La Marín, La Y y la Río Coca. Allí labora personal preparado que atiende los siete días de la semana, desde las 06:30 a 21:30.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)