12 de febrero de 2016 13:45

La deflagración de La Kennedy alcanzó los 80 metros a la redonda

60 casas resultaron afectadas por la fuga de gas que se produjo dentro de una tienda de víveres en el sector de La Kennedy. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

60 casas resultaron afectadas por la fuga de gas que se produjo dentro de una tienda de víveres en el sector de La Kennedy. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Valeria Heredia
Redactora (I)

Luego de las investigaciones realizadas en el lugar de la deflagración ocurrida en La Kennedy, en el norte de Quito, se determinó que el evento ocurrió en el interior de una tienda de víveres localizada en las calle De los Pinos frente al pasaje Días Riveros.

En este lugar se dio una fuga de gas producto de un regulador que se colocó en el cilindro. Así lo indicó Mauricio Recalde, coordinador de la Unidad de Investigación sobre Incendios del Cuerpo de Bomberos.

La concentración del gas duró entre ocho y 10 horas, señaló el casaca roja. "La fuente de ignición fueron los congeladores del local. Al activarse automáticamente se produjo este evento".

El trabajo de la Unidad, conformada por cinco efectivos, se inició alrededor de las 08:30 de ayer, jueves 11 de febrero de 2016.
En ese espacio realizaron investigaciones para determinar lo ocurrido. "Pudimos verificar que el área donde se originó el evento fue una tienda de víveres", señaló Recalde.

Además, se encontró que en el interior se utilizaba una cocina industrial con un cilindro de gas doméstico y que el regulador no era el adecuado.

El alcance que tuvo la onda de presión producto de la deflagración alcanzó los 80 metros, por lo que varias viviendas fueron afectadas. Las que estaban más cerca tuvieron daños en las estructuras y las más lejanas en los ventanales, dijo.

Una de las recomendaciones es comprar reguladores certificados. "No cualquier simple porque no cuentan con las normas certificadas. No llaves de paso", acotó. Se recomienda, además, bajar la válvula para evitar la salida del gas en las noches.

En la zona de los hechos, la mañana de este viernes 12 de febrero del 2016, se observó que las personas realizan trabajos de limpieza de sus inmuebles.

Javier Paredes tiene una veterinaria localizada frente a la tienda de víveres. Aseguró que desde ayer comenzaron los arreglos en su local. Señaló que tuvo pérdidas en los vidrios, las puertas corredizas de su local y demás daños en la parte interna. "Ya estamos cotizando los precios de las pérdidas para asumirlas".

En otros espacios, también, se observa la limpieza de los inmuebles. Pero, sin duda, lo que llama la atención son los plásticos negros que se colocaron en lugar de los vidrios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)