19 de junio de 2016 18:07

Ñanda Mañachi regaló su música en el Centro Histórico de Quito

Seis integrantes de Ñanda Manachi con guitarras, bombo, rondador y violín, tocaron la canción 'Penas por un amor'. Y el público los escuchaba atento y con aplausos en el Centro Histórico de Quito. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO

Seis integrantes de Ñanda Manachi con guitarras, bombo, rondador y violín, tocaron la canción 'Penas por un amor'. Y el público los escuchaba atento y con aplausos en el Centro Histórico de Quito. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Betty Beltrán

Ñanda Mañachi regaló su música a los peatones que llenaron las calles del Centro Histórico. A un lado de la Biblioteca Municipal de la García Moreno, entre Chile y Sucre, interpretaron sus clásicos temas.

Seis integrantes con guitarras, bombo, rondador y violín, tocaron la canción 'Penas por un amor'. Y el público los escuchaba atento y con aplausos a las 12:00 de hoy, domingo 19 de junio.

Una turista colombiana, Sandra, dio el ejemplo y comenzó a bailar. Le siguió Elvia Ricaurte, vecina del barrio La Ferroviaria, Y los músicos fascinados, encantados con esa alegría.

Préstame el camino significa Ñanda Mañachi, comentó el líder y director del grupo, Alfonso Cachiguango, a los atentos espectadores de su concierto en la vía. Y enseguida vino otro tema.

Mientras interpretaban las canciones, los ciudadanos que estaban alrededor del grupo compraban los discos que el grupo había grabado, y solo a USD 3. Allí contiene sus mejores temas.

Junto a la escenario improvisado estaba un baúl lleno de instrumentos elaborados con carrizo y madera. Flautas, quenas, rondadores, zampoña... Hecho a mano y a precios cómodos, comentó el maestro Cachiguango.

El grupo ya tiene 55 volúmenes grabados y cada tres meses ofrecen un concierto gratuito y en la calle. Al final de cada set de temas, una colaboradora del grupo musical pasaba una caja de madera para recoger una moneda del público que agradecía y aprecia la buena música.

Originales del pueblo de Peguchi, colindante con Otavalo, su música busca rescatar las tradiciones de su pueblo. Con 55 volúmenes, los integrantes de Ñanda Mañachi madrugaron. Salieron de Peguche a las 04:00 para tocar para los quiteños y no quiteños en el Centro Histórico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)