23 de septiembre del 2015 00:00

El Cabildo plantea ciclovías y calles peatonalizadas

Bicicleta funcionarios

Un grupo de funcionarios municipales se movilizó ayer en bicicleta. Ayer, el alcalde Rodas dijo que se motivará esta forma de movilización en el Municipio. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 52
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 49
Mariela Rosero
Redactora (I) 
mrosero@elcomercio.com

Un año más, Quito vivió el Día Mundial sin Auto con una invitación a no usarlo seguido. Y a ver a la bicicleta como una opción saludable y efectiva para desplazarse. No se habló de medidas disuasivas para los conductores de vehículos particulares ni de sanciones.

Mauricio Rodas, alcalde, ayer vistió traje oscuro. Se colocó agarrabastas en el pantalón y un casco, para encabezar una caravana de ciclistas que pedalearon desde el puente de la Naciones Unidas y Japón hasta el Municipio, en el Centro.

Administraciones anteriores hicieron algo parecido.
Pero en esta ocasión, el Alcalde pidió a los funcionarios municipales dar el ejemplo e ir al trabajo en bici al menos una vez al mes. Rodas también participará del ciclopaseo dominical, sin prensa, en recorridos operativos, para conectarse con las necesidades de peatones.

Eso le comentó a Diego Puente, director de Movilidad no motorizada, recién nombrado. La creación de esa entidad refleja, según Rodas, su compromiso de impulsar métodos de movilidad sostenibles. A través de esa instancia buscarán ofrecer al caminante veredas anchas, iluminadas, arborizadas e impulsar una cultura de respeto.

La peatonalización avanza en calles aledañas a la Plaza del Teatro y, en la av. Amazonas, desde las avenidas Patria hasta La Colón, se encuentra en estudio. Ya cuenta con cifras, simulaciones y otra información relacionada con esta vía. Extraoficialmente se conoció que la peatonalización de este tramo sería un avance en movilidad en la ciudad.

Darío Tapia, secretario de Movilidad, anotó que este año trabajarán en las conexiones a las ciclovías, para enlazar al norte, el centro y el sur. La idea es que no haya dos cuadras de ciclorrutas que no funcionan.

Puente precisó que se conectará con la av. 5 de Junio con el Parque Santa Ana, la ciclovía de la calle Carlos María de La Torre, con la del parque Santa Ana; la Villa Flora. La del parque La Raya con la de la Cardenal de la Torre y la Río Grande.

Tapia afirmó que en el 2016 construirán la ciclovía del sur, red que ya está diseñada. Tienen los estudios que contemplan vías como la Maldonado y Teniente Hugo Ortiz. Por ellas no circularán ciclistas, serán de acceso. De otro modo, cómo entrar a El Recreo sin pasar por la Maldonado. Lo importante es que los principales sitios del sur sean el destino final.

Hasta noviembre llegarán 300 bicicletas eléctricas, con un sistema de asistencia al pedaleo. No es una moto, tiene un sensor automático, que en determinadas pendientes ayuda al conductor que está exhausto. Puente señala que quieren captar la atención de públicos que requieren diluir esa sensación de “no avanzo, no podré”.

Una caravana de bicicletas se tomó las calles de Quito, en el Día sin Auto. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

También, hasta diciembre se adjudicará el proceso de bicicleta pública automatizada, serán unas 900 bicis, la construcción del sistema tomará hasta abril o mayo del 2016. Servirán a unas 40 estaciones. La diferencia es que para usarlas se interactuará con una máquina, el sistema estará habilitado 24 horas, siete días de la semana. En dos meses habrá una aplicación para teléfonos inteligentes, que permitirá pedir ayuda al sistema de Bicicleta Pública si se ha ponchado una llanta o si se dañó la cadena.

María Emilia Jaramillo, de Mecánica Urbana, agencia municipal que trabaja en ‘acupuntura urbana’, participó como más de 200 funcionarios de la cicleada. Le parece que no se debe usar la bici una vez al mes sino todos los días. Vive en El Bosque, de ahí va al Centro, en 20 minutos. Y sus compañeros en auto pueden hacer una hora.

A diario baja por la Brasil, hacia la NN.UU. y toma la Amazonas hasta que se convierte en ciclovía, cruza El Ejido, sube tras el Congreso, la Alameda y la Guayaquil. “A veces es difícil, pero cuando coges práctica te haces respetar como ciudadano con derecho a la vía”.

Morela Larenas, de 50 años, no se sumó a la campaña por el Día Mundial sin auto. Condujo su vehículo desde la Villa Flora, en el sur, hasta La Mariscal, para luego ir a Cotocollao y uno de los valles. Entrega equipos de telefonía celular, que son costosos y pesados.

En contexto

La peatonalización de calles, las ciclorrutas y el mejoramiento, en parte, de los sistemas de transporte han sido las medidas para desincentivar el uso del automóvil. Medidas disuasivas como más tasas y multas no están en la agenda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (5)