17 de diciembre de 2015 21:17

Una tensa espera de los 21 de El Arbolito y sus familiares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Medina

Electrónicamente llegaron al Centro de Detención Provisional (CDP) las boletas de excarcelación de las 21 personas que fueron detenidas el pasado 3 de diciembre en el parque El Arbolito.

La hora de entrega fue a las 10:30. Sin embargo, en una reunión que mantuvo María Espinoza, abogada de los detenidos con el director del CDP, a las 19:30, se le informó que no se podía liberar a los detenidos porque necesitaba las boletas de excarcelación en forma física, ya que la electrónica no tiene las firmas del juez y del secretario judicial.

Por tal razón los familiares se comunicaron con el Juez de Flagrancia que emitió las boletas. Según la abogada Espinoza, el jurista indicó que sí puede entregarles las boletas físicas esta noche, solo necesita que un funcionario del CDP o del Ministerio de Justicia las recoja. Pero, esto habría sido rechazado por el director del centro carcelario pues no está autorizado. En el Ministerio de Justicia, en cambio, advirtieron que llamarían al Director y que las boletas llegarían mañana, 18 de diciembre de 2015.

Por lo que el trámite de la liberación está paralizado. Entre tanto, familiares de los 21 continúan en las afueras del CDP a la espera de su salida. A esta hora con un megáfono envían saludos a sus familiares. Uno de ellos gritó: "no los hemos dejado solos, estaremos aquí afuera toda la noche hasta que salgan libres".

En el CDP están 20 de los detenidos. Cristina A., la única mujer se encuentra en Chillogallo, en el sur de Quito.

Según familiares, los 20 están distribuidos en cuatro pabellones. Uno de ellos se encuentra fracturado el brazo izquierdo, por lo que exigen sea liberado para su atención de forma inmediata.

Además, hace 20 minutos llegaron seis colchones en un automóvil de los familiares. Estos serán utilizados para pernoctar la noche en la vereda.

Personal de la Policía custodian a los familiares. Vecinos del sector llamaron a los gendarmes pues indican que los gritos y cantos alteran el orden público.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)