12 de marzo de 2016 00:00

Tome en cuenta las nuevas reglas para los quirografarios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 484
Triste 18
Indiferente 9
Sorprendido 11
Contento 36
Redacción Negocios

Desde la semana pasada, el monto y el plazo máximo de los cré­ditos quirografarios que otorga el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) cambiaron.

Este préstamo es el que obtiene el afiliado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para gastos de consumo en general.

Además, financian el pago de pensiones alimenticias y viajes del Tren Crucero.

El monto que se recibe depende de la capacidad de pago del afiliado; las garantías son los fondos de cesantía y/o reserva. Hay cambios al monto máximo de financiamiento.

El Biess decidió reducir ese tope desde el viernes 4 de marzo. El cambio ya consta en la página web de la entidad.

Según esa información, el afiliado podrá solicitar como monto máximo de su préstamo quirografario hasta el 80% de lo acumulado en sus fondos de reserva y/o cesantía, siempre y cuando no exceda los 80 salarios básicos unificados (USD 29 280 en este año).

Antes, el máximo que se podía solicitar era el 100% de lo acumulado por el asegurado en estas cuentas, siempre que no exceda los 80 salarios.

Por ejemplo, si un afiliado tiene USD 10 000 en sus fondos de reserva y/o cesantía, el monto máximo que podrá solicitar al Biess es USD 8 000 y no 10 000, como antes.

Otro cambio que se debe considerar es el plazo máximo del préstamo, que ahora es de cuatro años, según consta en la página web de la propia entidad. Antes era de cinco años.

Además, la entidad pondrá más énfasis en la capacidad de pago de los afiliados.

La cuota mensual del crédito quirografario a solicitar no podrá sobrepasar el 30% de la remuneración del afiliado. Antes era del 40%.

Con ello, por ejemplo, si su salario es de USD 1 000 al mes las cuotas del crédito a solicitar no podrán sobrepasar los USD 300 mensuales.

Estos cambios constan en el Manual de Crédito del banco, que fue aprobado por el Directorio de la entidad en diciembre pasado y que entraron en vigor desde la semana pasada, según confirmó el Biess.

La consecuencia directa de estas medidas para los afiliados es que tendrán un menor acceso a estos recursos.

De hecho, la propia entidad calcula que entregará este año USD 1 670 millones en quirografarios; esto es, 380 millones menos que lo que desembolsó durante el año pasado.

La cifra global de desembolsos de estos créditos significa un quiebre en la tendencia de crecimiento que se veía desde octubre del 2010, cuando el Biess abrió sus puertas.

Richard Espinosa, presidente del Directorio del Biess, dijo a este Diario, a inicios de febrero, que la política del banco apuntaría durante el 2016 a poner énfasis en los créditos hipotecarios que generan dinamismo desde el punto de vista productivo.

Sobre los cambios a los préstamos quirografarios, el exrepresentante de los afiliados al Biess, Omar Serrano, consideró que la medida puede tener efectos positivos y negativos para la economía en función del destino que tenga este tipo de créditos.

Si el consumo se destina al turismo interno, compra de productos nacionales o refinanciación de deudas, “una restricción a los créditos quirografarios sería lamentable”, indicó Serrano.

Pero, en cambio, si el crédito de consumo se utiliza para la compra de celulares o viajar fuera del país, se genera una salida de divisas y puede perjudicar a la economía.

Por ello, consideró que es necesario realizar tres estudios para evaluar el impacto de la medida: sobre el uso del crédito, sobre el nivel de endeudamiento de la población afiliada y sobre la morosidad en créditos quirografarios.

“Si hay un incremento en la morosidad o problemas de sobre endeudamiento, las medidas se justificarían”.

El quirografario es un préstamo fácil de obtener. La solicitud se realiza por la página web del Biess y, una vez aprobado, el desembolso se acredita en la cuenta de ahorros del afiliado en máximo 72 horas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (137)
No (41)