15 de January de 2010 00:00

Quiport acudió a un tribunal internacional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Quiport, concesionaria del nuevo aeropuerto de Quito, inició un procedimiento legal ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi). Eso lo afirmó ayer el alcalde Augusto Barrera, en una entrevista en Teleamazonas.

La demanda, según el Burgomaestre, fue presentada el 18 de diciembre de 2009. “Este proceso se llama denuncia sobre un inicio de proceso de arbitraje”.

USD 180 millones
aproximadamente es lo que recaudó Quiport por las tasas aeroportuarias.

Philippe Baril, presidente de Quiport, fue consultado ayer, vía telefónica, sobre los alcances de esta demanda y señaló que se trata de  un procedimiento legal no acusatorio ni determinante. Afirmó que es una medida de protección. Afirmó que hoy desarrollará los detalles del documento en un programa de televisión. Ante este procedimiento legal, Barrera afirmó que también  tiene sus acciones para protegerse. 

Este nuevo procedimiento  se da mientras la renegociación del contrato de construcción del nuevo aeropuerto continúa. Dentro del proceso existen cuatro mesas de discusión que abordan distintos ámbitos. La primera ronda maneja los temas técnicos aeronáuticos, la segunda aborda los problemas constructivos de la nueva terminal aérea. La tercera mesa maneja los temas financieros y en la última mesa se discuten los temas contractuales. 

Baril afirmó que este proceso avanza con relativa normalidad. Barrera, en una entrevista otorgada a este Diario a finales del año pasado,  señaló que la renegociación es compleja pero ya tenía algunos avances. Uno de ellos fue el reconocimiento, tanto por parte de los prestamistas, como por parte de Quiport, de la naturaleza pública que tienen las tasas aeroportuarias. 

Antes, este dinero recaudado era considerado como rubros privados que eran manejados por Quiport desde 2005. Pero luego del pronunciamiento de la Corte Constitucional, que  dictaminó que ese dinero era público, el Municipio recuperó el control de esos recursos.

Barrera señaló que este paso fue fundamental, pues Quiport recaudó por concepto de tasas aeroportuarias cerca de USD 180 millones. “Ahora hay un reconocimiento de que hay una participación  que tiene que ser luego expresada en beneficios posteriores para  la ciudad”. Por eso, en el proceso de renegociación, en la mesa  del plan financiero, el  Municipio planteó que se debe tener un porcentaje de ganancia dentro del contrato.

Otro tema importante y complejo, según Barrera, dentro de la renegociación, es el tema contractual. El documento que se firmó para la construcción del aeropuerto es bajo un modelo de concesión. “Si hacemos ese tipo de contrato el Estado no tiene participación, por eso vamos a cambiarlo a uno de alianza estratégica que ya permite la participación del Municipio”.

El proceso de renegociación se inició en agosto de 2009, en esa fecha, el Municipio señaló que una de las condiciones para iniciar las conversaciones fue no paralizar las obras en Tababela.

Sin embargo, este requisito se cumple a medias, pues los trabajos en la nueva terminal han bajado de ritmo. Eso fue confirmado por Baril. Según el directivo, esta situación continuará “hasta que cesen los ataques al proyecto”.  

Quiport afirmó que al momento existen 800 personas laborando en Tababela. Cuando se inició la obra  había más de 2 000 trabajadores. En cálculos de Baril, la obra estará concluida a finales de este año y entrará en operación seis meses después. “La falta desembolsos por parte de los prestamistas también obligó a la reducción del ritmo de la obra”.

La concesionaria también dijo que  se tenía previsto que para hoy se realice una  reunión con el Municipio para continuar con la fase decisiva de la renegociación. 

Asimismo, en esta semana -dijo Baril-arribaron expertos londinenses, quienes determinarán cuánto dinero hace falta para concluir los trabajos en la terminal aérea de Tababela. Baril dijo que  “los costos (de la construcción) van a ser más altos de lo iniciado”. Explicó que los  retrasos son los que  generan el aumento de costos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)