3 de September de 2014 00:05

Quichua Marka ofrece diseños exclusivos en prendas de vestir

Moda otavaleña
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 0
Redacción Ecuador 
(F-Contenido Intercultural)

El colorido y la belleza de los bordados de la ropa otavaleña son los atractivos de la Plaza de los Ponchos, en Otavalo (Imbabura).

En sus alrededores han crecido con los años nuevos negocios en donde se oferta ropa, bisutería y otros accesorios del atuendo tradicional de los indígenas otavaleños. Sin embargo, también se pueden encontrar locales que muestran en sus vitrinas diseños innovadores y modernos, que se fusionan con las prendas típicas.

Ese es el caso de Quichua Marka, el local de Enrique Males, de 55 años. Su tienda funciona desde hace 20 años en esa zona. Adicionalmente tiene otros dos talleres donde vende sus creaciones.

Males hizo un curso de diseño de modas en Colombia hace unos 15 años. Recuerda que siempre confeccionó blusas, pero a raíz del curso decidió ponerles un toque personal.

Ahora hay pantalones flojos y entallados, blusas escotadas o discretas y también vestidos para toda ocasión.

Según Males, algunas clientas han usado sus vestidos para fiestas de cumpleaños y hasta para matrimonios civiles.
El diseñador afirma que sus diseños son exclusivos y no se pueden encontrar en la Plaza de los Ponchos, un ícono turístico, cultural y artesanal de la ciudad de Otavalo.
Agrega que prefiere trabajar con telas de algodón, porque son las preferidas de la clientela.

Males tiene clientes que lo visitan desde Quito, Cuenca o Guayaquil. Ellos, asegura, se llevan prendas para
venderlas en Estados Unidos, Francia o Inglaterra.

Males trabaja en la costura y los detalles de la confección de cada prenda. Mientras que su esposa Lucinda Lema se encarga de los bordados y el color. Ella los elabora según el corte y el modelo de cada blusa, la falda o el vestido.

Las colecciones se reemplazan cada año. El cambio, según Males, se hace especialmente antes de empezar el verano.

Junto a Males trabajan otras 18 personas que están repartidas en los otros dos talleres que funcionan en la ciudad. Su esposa y sus cuatro hijos ayudan en el área administrativa, la distribución y las ventas.

Quichua Marka recibe clientes nacionales y extranjeros a diario. Por ello es indispensable la guía de Males y su familia.

Ellos están allí para brindar asesoría a sus clientes y ofrecer las mejores combinaciones. Colores como el turquesa, el fucsia o el morado se suman a los clásicos azul y blanco. En esta tienda hay prendas para todos los gustos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)