4 de diciembre de 2014 06:29

Putin arremete contra Occidente y reconoce que sanciones dañan a Rusia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin. Foto: AFP

El presidente de Rusia, Vladimir Putin. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 14
Agencia EFE
Rusia

El presidente ruso, Vladímir Putin, arremetió hoy (4 de diciembre del 2014) contra los intentos de Occidente de contener a Rusia, reconoció que las sanciones económicas han hecho daño al país y adelantó los planes de reforzar los lazos con América Latina.

"Hablar con Rusia desde una posición de fuerza es inútil. La política de contención no fue inventada ayer, se aplica contra nuestro país desde hace muchos años, siempre, se puede decir que décadas, si no siglos", dijo Putin durante el discurso sobre el estado de la nación ante ambas cámaras del Parlamento.

Putin reconoció que las sanciones internacionales son "perjudiciales" para Rusia, pero también para sus iniciadores, y se mostró convencido de que, incluso sin la anexión de Crimea y la crisis en Ucrania, Occidente "habría encontrado otro pretexto" para imponerlas.

El líder ruso dedicó la primera parte de su intervención a defender la posición rusa en el conflicto en el este de Ucrania, detonante del actual aislamiento ruso de las sanciones occidentales.

En clara referencia a Estados Unidos y la Unión Europea, tachó de "claro cinismo" el respaldo occidental al derrocamiento del presidente ucraniano Víktor Yanukóvich en febrero pasado -lo que calificó de "golpe de Estado"- y a la violencia contra los civiles en el este de Ucrania.

El jefe del Kremlin criticó a Occidente por apoyar al Ejército ucraniano en su represión de la población prorrusa, como el suceso ocurrido en Odessa (mar Negro) en mayo pasado "cuando la gente fue quemada viva".

"Ahora nos intentan convencer por todos los medios de que esta es la política más sopesada y acertada, y que nosotros debemos subordinarnos de manera ciega y sin pensarlo. Esto no ocurrirá", dijo.

Putin subrayó que Moscú respeta la soberanía ucraniana, pero criticó la falta de diálogo sobre el Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE, detonante de las protestas antigubernamentales en Kiev.

"No veo que nuestros colegas occidentales ardan en deseos de hacer eso (ayudar a Ucrania) ni que las autoridades actuales de Kiev quieran resolver los problemas de sus ciudadanos", señaló.

Por otra parte, criticó la política de contención occidental y subrayó que el Ejército ruso "es moderno (...) y, como se dice habitualmente, educado, pero temible" y recalcó que "nadie podrá lograr la superioridad militar sobre Rusia".

Con todo, "nosotros no tenemos intención de vernos empujados a una carrera armamentista a largo plazo, pero al mismo tiempo garantizaremos de manera fiable nuestra capacidad militar en las nuevas condiciones".

Además, criticó a Estados Unidos por seguir adelante con sus planes de desplegar elementos estratégicos de su escudo antimisiles en Europa.

No obstante, el presidente ruso dejó claro que "bajo ninguna circunstancia nos planteamos suspender nuestras relaciones con Europa y EE.UU.".

"Al mismo tiempo, restauraremos y ampliaremos los lazos tradicionales con el sur del continente americano, continuaremos nuestra cooperación con África y los países de Oriente Medio", dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)