4 de enero de 2016 17:18

Una pugna en el Sindicato de Choferes de Imbabura dejó sin clases a 710 estudiantes

La medida afectó principalmente a los 710 estudiantes de la Escuela de Capacitación de Choferes Profesionales, que funciona en la sede de la institución. Foto: Jose Luis Rosales/ El Comercio

La medida afectó principalmente a los 710 estudiantes de la Escuela de Capacitación de Choferes Profesionales, que funciona en la sede de la institución. Foto: Jose Luis Rosales/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Sierra Norte

Un conflicto entre los socios del Sindicato de Choferes Profesionales de Imbabura paralizó hoy, 4 de enero del 2016, las labores de la institución.

A las 06:00, un grupo supuestamente encabezado por Napoleón Játiva, excandidato a Secretario General, se habría tomado las instalaciones. La acción sería en rechazo al último proceso electoral, que llevó a la reelección de la Secretaría General del gremio a Edwin Vásquez, explicó Segundo Benítez, exsecretario de Finanzas de la entidad.

La medida afectó principalmente a los 710 estudiantes de la Escuela de Capacitación de Choferes Profesionales, que funciona en la sede de la institución, ubicado en la calle Flores y Pedro Rodríguez, en el centro de la ciudad de Ibarra.

Bryan Quiguango, estudiante del primer nivel, fue uno de los que tuvo que esperar en la calle, porque las puertas estuvieron cerradas.

Cerca del mediodía, Vásquez junto a otros funcionarios se movilizaron hasta la Fiscalía de Imbabura para solicitar que los opositores desalojen el edificio. En los exteriores del Sindicato de Choferes también se ubicaron policías, desde las primeras horas.

Pero, pasadas las 16:00 los agentes incursionaron en el edificio, de dos plantas, y obligaron a los manifestantes a deponer la medida.

Unas cuatro personas fueron trasladadas en un autobús de la Policía, para que se realicen un examen médico legal. El procedimiento fue para ver el estado de salud de estas personas.
Según Vásquez, tres instructores y un guardia habrían sido retenidos por el grupo opositor.

En las calles aledañas al Sindicato decenas de socios se apostaron para ver el desarrollo de la incursión policial. Ahí, unos se pronunciaban a favor de las nuevas autoridades y otros en contra. El Sindicato de Choferes de Imbabura tiene 1086 socios.

Edwin Vásquez comentó que si había malestar durante los últimos sufragios, que se desarrollaron el 5 de diciembre pasado, debían impugnar ante el Tribunal Electoral de la institución. Sin embargo, no lo hicieron.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)