2 de July de 2009 00:00

La pugna fiscales-jueces se agudizó

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

La brecha entre la Fiscalía y la Corte de Guayaquil creció ayer.   Un grupo de jueces, encabezados por Oswaldo Sierra, presidente de la Cámara de Jueces, y el jefe del Comando Guayas de la Policía, Juan Ruales, acordaron ayer que las  audiencias por delitos flagrantes se realizarán en las instalaciones de la Justicia. 



El espionaje, una causa
La pugna surgió  anteayer, cuando los jueces anunciaron que desde este 1 de julio las audiencias de flagrancias se realizarían en la Corte Provincial.
Los judiciales no  se sienten seguros en la PJ, porque el general (r) Juan Sosa dispuso el 8 de mayo tareas de contrainteligencia a jueces y fiscales en el país.
Otro roce entre  fiscales y jueces se registró en junio, por la acción de la Justicia en los casos Quezada y en la liberación de los sospechosos del caso Ceibos.Sin embargo, la medida no será acatada por la Fiscalía, entidad determinante para la acusación del Estado en un delito penal.

Los fiscales dicen que esas diligencias deben  hacerse en las instalaciones de la Policía Judicial (PJ), porque ahí está  la infraestructura que el Ministerio Público  construyó hace dos años. 

 “Nosotros no vamos a ir a la Corte, vamos a seguir en la PJ, los jueces algún día han de regresar...”, señaló la tarde de ayer Antonio Gagliardo, ministro fiscal de Guayas. Él mantiene su posición, pese al acuerdo entre jueces y  Policía.

Ayer, el Consejo de la Judicatura inauguró una sala para estas diligencias. “Las audiencias se van a realizar aquí en la sala de la Corte Provincial de Guayaquil. Con el comandante hemos coordinado ya el traslado de los detenidos. Él (Ruales) pese a decir que va a hacer un trabajo arduo, va a cumplir con las disposiciones del Consejo de la Judicatura”, dijo Sierra.

Ruales, de su lado, solo dijo que, pese a estar en desacuerdo,  acatará la disposición inmediatamente. “Ahora tendremos que distraer a alrededor de 300 policías diariamente para estas audiencias, porque hay que trasladar a los detenidos y las evidencias con resguardo policial”, dijo el oficial.

Según Sierra, “los fiscales tienen la obligación de acudir a la sala de audiencias, puesto que el Consejo de la Judicatura es el órgano disciplinario, de control y administrativo de la Función Judicial. La Fiscalía es un órgano autónomo de la Función Judicial...”.

Pero a Gagliardo no le preocupa eso ni la amenaza de que serán sancionados por desacato. “El Consejo no puede tomar acciones contra nosotros. Es ignorancia de ellos, porque no pueden iniciar ningún proceso contra nosotros, porque quien inicia los procesos es la Fiscalía”, aseguró.

Sierra cuestionó  al juez Primero de lo Penal, Ángel Rubio Game, quien  acudió a la PJ a una audiencia. “Vengo a ejercer mi obligación en ausencia de los demás elementos que combatimos el delito...”, respondió Rubio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)