11 de febrero de 2018 00:00

La pugna en Alianza País reconfiguró seis concejos cantonales

En Guayaquil, los concejales María del Carmen Alman y Gustavo Navarro dejaron AP. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

En Guayaquil, los concejales María del Carmen Alman y Gustavo Navarro dejaron AP. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 41
Sorprendido 0
Contento 17
Varias Redacciones (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La fractura en el oficialismo no solo reconfiguró el bloque legislativo de Alianza País (AP) en la Asamblea, sino también los concejos de los municipios más poblados del país.

En la mayoría de localidades, AP alcanzó una importante representación en las seccionales del 2014. Pero tras la pugna hubo una reconfiguración: AP perdió ediles en cuatro ciudades, se mantuvo en una y se quedó sin concejales en otra.

Esto último ocurrió en Guayaquil. Con el inicio de la campaña por la consulta popular, en enero, los cuatro concejales de AP decidieron respaldar la postura de Rafael Correa, en contra del proceso. El morenismo se quedó sin presencia en el Concejo porteño.

Así, los concejales Lídice Aldas, María del Carmen Alman, Zaida Loayza y Gustavo Navarro se mantuvieron en “sus principios” y pidieron votar no en tres de las siete preguntas.

El bloque verde era minoría en el Concejo, pero ha sido crítico con la administración del alcalde Jaime Nebot en temas sociales. Los socialcristianos tienen 10 de los 15 escaños.

La fractura de los concejales empezó a notarse después de julio, por las críticas del presidente Lenín Moreno a Correa. En la sesión solemne del 25 de julio, presidida por Moreno y Nebot, participaron Aldas, Loayza y Navarro. A la del 9 de octubre, solo asistió Navarro.

En Cuenca, los concejales de Alianza País se alinearon con el presidente Lenín Moreno. Foto: lineida Castillo / EL COMERCIO

En Cuenca, los concejales de Alianza País se alinearon con el presidente Lenín Moreno. Foto: lineida Castillo / EL COMERCIO


¿Qué pasó? Aldas dijo que no están de acuerdo con el “entreguismo” y tampoco aprueban “la traición”. Dijo que el plan de la revolución ciudadana no se cumplió y se empezaron a tratar temas que no estaban previstos, como la entrega del dinero electrónico a la banca privada y un acuerdo comercial con Estados Unidos.

Comentó que ella y Alman se desafiliaron de AP el viernes y Loayza lo hará en los próximos días. Navarro nunca estuvo afiliado, pero “ha sido enfático en estar junto a nosotros”.

Rommel Salazar, subdirector de AP en Guayas, reconoció que ya no tienen presencia en el Concejo, pero trabajan para formar nuevos cuadros para las seccionales del 2019.

En Cuenca, en cambio, los seis ediles de AP sobrevivieron al último remezón político. Todos se alinearon con el Presidente. Sin embargo, AP había perdido a tres concejales desde el 2014: Ruth Caldas y Norma Illares, por expulsión, e Iván Granda, que desafilió por discrepancias internas.

Ellos se mantienen unidos en la votación de los proyectos de la ciudad y casi son afines al alcalde, Marcelo Cabrera, del movimiento Igualdad.

En Santo Domingo, la lista 35 se quedó solo con un edil: Estuardo Suin. Otros tres se desafiliaron el mes pasado, para pasar a las filas del correísmo.

En ese grupo están Amada Ortiz, Norma Ludeña y Martha Rosero. No obstante, Ludeña comentó que las decisiones no influyen en el desarrollo del cantón, por ello la mayoría de mociones y proyectos se aprueban de manera unánime.

Mientras, en el cantón Esmeraldas, de los siete concejales de AP, una hizo campaña por el no y se desafilió: Janeth Bustos. La vicealcaldesa Cecilia Angulo y el concejal Miguel Ruiz hicieron campaña por el sí. Los restantes, Álex Estupiñán, Rubén Perea, Max Cruz y José Ojeda, estuvieron de acuerdo con la consulta pero no la impulsaron.

En Ambato, uno de los seis concejales de AP decidió acogerse a las filas del correísmo. Robinson Loaiza dijo que en el Concejo “no hay división sino conveniencias de índole personal”, sobre los que se quedaron con el morenismo.

En Ibarra, la concejal Carina Rivadeneira dijo que otros tres ediles salieron de AP antes de la pugna entre Correa y Moreno, y que ella está con el país.

En la capital de los ecuatorianos, la bancada de AP se partió en dos: Jorge Albán, Susana Castañeda, Mario Guayasamín y Carlos Páez siguen con la 35. Y Soledad Benítez, Anabel Hermosa, Luis Reina y Luisa Maldonado se desafiliaron y se fueron con Correa.


En contexto

La consulta popular del Gobierno y la campaña forzaron a definiciones en Alianza País. En algunos casos, como Guayaquil, el oficialismo se quedó sin concejales, pues pasaron al frente correísta y en otros cantones se divi­dieron con la consulta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (48)
No (3)