30 de agosto de 2017 00:00

Puertos proyectan recibir más carga

MARIO FAUSTOS / EL COMERCIO El Puerto Libertador Simón Bolívar, administrado por Contecon Guayaquil, tiene una capacidad operativa de 1,8 millones de TEU al año.

El Puerto Libertador Simón Bolívar, administrado por Contecon Guayaquil, tiene una capacidad operativa de 1,8 millones de TEU al año. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 19
Diana Viveros

Contar con el espacio y la infraestructura para un almacenaje suficiente es una de las prioridades de los puertos del país. Es parte de su capacidad operativa. El tiempo de permanencia de cada carga puede durar 24 horas o incluso más de 45 días, dependiendo del tipo de producto que se almacena, que pueden ser graneles sólidos, líquidos, carga contenerizada, entre otros.

En Puerto Bolívar, por ejemplo, el banano al granel y paletizado, listo para la exportación, tiene un tiempo de almacenamiento de hasta 24 horas, mientras que la carga contenerizada dura hasta 72 horas.

Otros productos importados, como bobinas de papel y vehículos, se almacenan hasta 48 horas. Según el gerente general de Autoridad Portuaria de Puerto Bolívar, Vicente­ Guzmán, anualmente se guardan entre 60 000 y 65 000 TEU en los patios, cuya capaci­dad de almacenaje asciende a los 200 000 TEU.

Iliana González, directora ejecutiva de la Asociación de Terminales Portuarias Privadas del Ecuador (Asotep), explica que el caso de Guayaquil, en Bananapuerto, una carga de exportación puede durar tres días y una carga de importación hasta 10 días. En otros, como Ecuagran, los cereales permanecen almacenados cer­ca de 45 días y “el retiro se hace en función del requerimien­to de la industria para su procesamiento”.

En Posorja (Guayas), la construcción del Puerto de Aguas Profundas también contempla la construcción de un patio ­para 750 000 contenedores.

Las terminales privadas y concesionadas invierten cada año para aumentar su capacidad operativa. Durante el 2016, la competencia portuaria ha sido notable con las nuevas concesiones, dice Jorge Dávila, gerente general de Maersk Line Ecuador.

Actualmente, esta compañía opera en los puertos de Esmeraldas y Guayaquil, pero a escala internacional está presente en 350 puertos. Desde Ecuador, Maersk Line exporta a 78 países e importa desde 73 países. Atiende a 59 000 clientes en el mundo y solo en Ecuador tiene alrededor de 2 000.

Según Dávila, la compañía prioriza las necesidades de sus clientes (exportadores e importadores). Si es necesario abrir nuevas rutas para que llegar a otros puertos del Ecuador lo harán, siempre que sea conveniente para el cliente y los costos sean adecuados.

En el caso de infraestructura y almacenamiento, en Guayaquil, el puerto privado de TPG ha invertido para extender sus muelles y habilitar nuevos terrenos, lo cual le ha permitido duplicar su capacidad de almacenamiento a 550 000 TEUs.

En el caso de Manta, uno de los objetivos del proyecto de modernización del puerto es trabajar con carga contenerizada, ya que actualmente el movimiento incluye solamente graneles secos, líquidos, pesca y vehículos.

Manta es considerado el principal puerto para la importación de ve­hículos en el país y puede constituirse en un puerto ‘hub’ (central de distribución). En el primer mes de operaciones de la concesionaria Terminal Portuaria de Manta (TPM) arribaron seis naves Car Carriers con 1 390 unidades (carros y maquinaria), que equivale a descarga de 183 vehículos/hora.

Uno de los planes de TPM es acondicionar el puerto para mover 150 000 TEU/año.

En el caso de Contecon, la capacidad operativa es de 1,8 millones de TEU/año, la mayor del país. Y podría duplicarse con la ampliación de sus patios. Para almacenamiento, tiene 20,7 ha para contenedores llenos, 6,7 ha para vacíos, 7,3 ha para consolidación de banano, 45 800 m² de bodegas, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)