3 de mayo del 2016 00:00

El puerto de Manta opera pese a los daños

Las instalaciones del Puerto de Manta tienen averías causadas por el terremoto. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Las instalaciones del Puerto de Manta tienen averías causadas por el terremoto. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 11
Ana Guerrero
Redactora
redaccion@elcomercio.com

El puerto de Manta es el alma de la ciudad, el eje transversal de la economía e incluso del ánimo de los manteños. La estructura de un kilómetro y medio, desde su entrada hasta el faro, no se libró de los daños por el terremoto del 16 de abril. Luego del evento, las operaciones se suspendieron por dos días, pero tras una evaluación están habilitadas y algunas intervenciones, en ejecución.

Solo hay una restricción en el muelle 1 internacional; mientras que el muelle 2 funciona sin problemas. Las tareas no se detienen y las obras avanzan, para restablecer por completo la dinámica portuaria.

Aunque el muelle 1 no sufrió daños con el movimiento telúrico, la restricción se da debido a que se produjo un hundimiento de unos 80 cm en el acceso principal. El Ministerio de Transporte y Obras Públicas interviene en el lugar con técnicos y máquinas.

La actividad pesquera, una de las principales en esta dependencia, que en noviembre cumplirá 50 años, está operativa y se recibe tanto en el muelle 2 como en el marginal, donde llegan embarcaciones pesqueras de hasta unos 25 metros de largo. En este sitio hubo un daño de 180 de los 620 metros que lo conforman. Se dio un asentamiento y, al realizar un recorrido por allí, se pueden observar algunas grietas. Se colocó una rampa provisional.

El gerente de la Autoridad Portuaria, Kevin Lazo, garantiza que la operación no para y que las obras para restablecer la operatividad del muelle 1 no tardarían más de un mes.

El puerto genera 206 empleos directos. El presupuesto aprobado para el 2016 fue de USD 6 millones. Según Lazo, el año pasado “dejamos al Estado un superávit de USD 250 000. No somos una perdida. Tenemos ingresos suficientes”.

Recuerda que por el puerto en el 2015 se movilizó un millón de toneladas, principalmente en importaciones. En exportaciones el rango está entre el 5% al 10% del total. Pese a que es el principal puerto pesquero del país, el producto ingresa por Manta, pero primordialmente se exporta por Guayaquil. En el sistema portuario nacional hay cuatro puertos, se incluyen también Puerto Bolívar y Esmeraldas.

El puerto es el primero en recibir carga automotriz. Además, arriban de 30 a 43 cruceros al año. La temporada alta es de octubre hasta abril y mayo.

De todas formas, luego del terremoto sí ha existido una reducción de los arribos de buques mercantes (‘carreros’, aceiteros, granel). En la primera quincena de abril llegaron ocho embarcaciones de este tipo y en la segunda, solo una al área de fondeo, que se la derivó al puerto de Guayaquil.

Los arribos de las embarcaciones pesqueras industriales no han variado mayormente pues, en esos mismos períodos, llegaron 51 y 41, respectivamente. Algunos de los cuales, el viernes, se encontraban en las tareas de descarga, avituallamiento, mantenimiento y otros, en el área de fondeo.

A partir de las siguientes horas del evento, un buque aceitero se lo derivó a Esmeraldas y un buque aceitero, al de Guayaquil por disposición de la Subsecretaría de Puertos.

Luego del terremoto, al puerto de Manta llegaron embarcaciones con ayuda para los damnificados. En la segunda quincena de abril, nueve buques arribaron con donaciones: ecuatorianos, peruanos y colombianos. Estos, indicó la Autoridad Portuaria, estuvieron exonerados del pago de las tasas portuarias por uso del acceso, muelle y fondeadero.

Por el terremoto, a la par, se extendió el cronograma para el proceso de concesión del puerto. Este se lanzó poco antes del terremoto y hay siete empresas interesadas.

Debido a la tragedia, el Ejecutivo emitió el Decreto Ejecutivo 1 001 del 17 de abril de 2016, en donde se declara el estado de excepción en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Guayas.

Con base en este documento, la Autoridad Portuaria de Manta emitió la Resolución 003-16, del 22 de abril del 2016, en la que se aprueba la prórroga de 30 días en el proceso.

Hubo otros daños como en el edificio administrativo. Este ya fue revisado por técnicos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda. Estos han definido tres categorías para las afectaciones: verde, amarilla y roja. Según Lazo, no hubo daños estructurales. Sin embargo, dos áreas (administrativa y financiera) tienen una clasificación amarilla y resta ver las intervenciones que se harán.

El presidente Correa se refirió a los daños en su último Enlace. Dijo que están cambiando los términos de referencia para que el que reciba la concesión asuma las reparaciones. “Calculamos que los daños alcanzan a USD 20 millones”.

En contexto


El proceso de concesión del Puerto de Manta data desde el 2007. En ese año, el Estado delegó al consorcio Terminales Internacionales de Ecuador, filial de la firma china Hutchinson, pero el contrato fue rescindido en el 2010, por incumplimiento de inversiones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)