16 de July de 2009 00:00

Puerto López reactiva el turismo en vacaciones de Sierra

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Manta  
 
En el embarcadero de Puerto Daniel López, sede del Parque Nacional Machalilla (PNM), en el sur de Manabí, confluyen todos los días dos actividades que dinamizan la economía local.

Se trata de la descarga de pesca artesanal y el turismo, ejes fundamentales para el  sustento de los más de 3 000 residentes del área urbana de este sureño cantón manabita.

De junio a septiembre, el movimiento en Puerto López es mayor. Durante estos 120 días el trabajo es más fuerte. Así lo entiende María Conforme, quien es una de las 25 personas que  trabaja en la actividad de  enganchadora de turistas. Maneja un juego de palabras adecuadas a la hora de ofrecer  a los turistas las alternativas en alimentación, hospedaje, tours de avistamientos de ballenas jorobadas y hasta paseos en bicicleta.

 María, de cuerpo menudito, sabe cómo llegar a los visitantes nacionales. “Vengan, vengan, el filete de corvina apanada, al vapor, un buen jugo de frutas, una sopa marinera frente al mar les darán la energía adecuada para exponerse al sol y disfrutar de la playa”. Con esas frases, el saludo, llega acompañado de varias opciones para el hospedaje y las ofertas para el tour a la isla de la Plata o la ensenada de Los Frailes, una playa de arena blanca.

“Welcome, mister, welcome  boys, welcome brothers” y María se hace entender ante un grupo de 15 canadienses.

Ellos querían practicar snorkeling (buceo de superficie). En 10 minutos resolvió el pedido y los extranjeros, no dudan en ofrecerle una propina de USD 10. La operadora de turismo a la que favoreció con el flete hacia la isla de Salango, la recompensará  económicamente al final del día.   El trabajo de los estibadores es observado con paciencia por Joe Sullivan y su esposa Mery, mientras esperan su turno para subir a un yate que los llevará a mirar mamíferos marinos.

Estos jubilados estadounidenses, de paso por Puerto López, se sorprenden como el transporte de pescado fresco aún en estos parajes manabitas se realiza al hombro. Mientras los turistas caminan con dirección a las embarcaciones, un grupo de 10 niños, entre seis y 12 años, se ofrece para lavar los pies de los visitantes que se empaparon de arena cuando se retiran el calzado para acceder a las naves.

En el malecón del poblado que se extiende en dos kilómetros de longitud, se concentra el 60% de los negocios. Restaurantes, sitios de alojamiento, Internet, artesanías y transporte forman parte del centro económico de la sede del PNM.

Las moto taxis, agrupadas en cinco cooperativas con 131 socios, son utilizadas para el transporte de personas y carga de mediano peso. Luis Lucas es  conductor de uno de estos singulares vehículos de tres ruedas. “Las carreras cobramos 25 centavos, un día bueno  deja ingresos entre USD 10 y 12  al día. Desde hace tres años fue introducido este servicio que gusta mucho a los turistas. La gente quiere viajar mirando los paisajes marinos y sintiendo el golpe del viento en sus rostros, aquí todo es naturaleza pura”, comenta Lucas.

Las 24 operadoras de turismo generan 120 empleos. Pedro Ponce, de Naturis Travel, habla de la actividad. “Iniciamos tres agencias hace 12 años, ahora hemos duplicado la oferta, hay para todos especialmente de junio a septiembre, temporada alta para nosotros, pues el turismo de la  Sierra y el extranjero confluyen en estos cuatro meses, en mayor cantidad”.

El PNM se ha convertido en una de las mejores escuelas para  los estudiantes de turismo. Silvia Morales, una ejecutiva de Imexport Travel, lo confirma. De paso por Puerto López analiza las potencialidades de la zona. La seguridad, buen trato al turista, buenos precios de los servicios y un adecuado ambiente para los guías es lo que encontró.

En los 40 restaurantes los 320 empleados son los responsables de que los visitantes regresen y recomienden a Puerto López como un destino a visitar. Carmen Yanchapaxi es propietaria del restaurante Carmita. Tiene cinco hombres y una mujer trabajando en la cocina. Antes o después de las visitas hay que llenar el estómago. Que mejor si es con mariscos. Carmen está convencida que la calidad de la sazón manabita es la clave del éxito.

Platos exóticos como el percebe, la concha espondylus, corvina y el pescado guayaipe son delicias que los buenos paladares volverán a repetir.

Las 55  hosterías, hostales y hoteles complementan la agenda del PNM. Mercy Basurto, ex presidenta de la Cámara Turismo de Puerto López, dice que la actividad se dinamizó en la última década. Cada sitio de hospedaje genera entre 5 y 15 plazas de trabajo. Aquí la gente comprendió que su entorno es la materia prima para generar ingresos, por eso lo preservan al máximo.

Lea la nota completa mañana en la Sección Sociedad

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)