22 de enero de 2015 17:58

El paso de autos y transporte pesado sobre puente de Río Bonito es lento

Los uniformados trabajan las 24 horas, pese a las lluvias, repartidos en tres turnos con la consigna de evitar que se caotice la circulación sobre el puente. Fotos: Santiago Arcos/ El Comercio

Los uniformados trabajan las 24 horas, pese a las lluvias, repartidos en tres turnos con la consigna de evitar que se caotice la circulación sobre el puente. Fotos: Santiago Arcos/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Carlos Mestanza, Coordinador

La circulación por la carretera Panamericana que une a Guayas con El Oro está totalmente restablecida luego de la apertura del puente metálico colocado en el sector de Río Bonito, cantón El Guabo.

Aunque lento, el transitar por la vía volvió a darse desde pasadas las 16:30 de ayer miércoles 21 de enero del 2015 en que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) abrió oficialmente el viaducto tipo Bailey.

Desde entonces, agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), se encargan de controlar el paso alternado desde ambos lados. Por ello, se suele formar una columna de hasta 2 km de extensión y puede tomar solventar este tramo alrededor de 35 minutos.

Nerud Martínez, oficial de la Delegación 1 de la CTE en El Guabo a cargo de dirigir el control, explicó que el puente de 40 toneladas de peso solo soporta un carril de circulación. “Estamos enviando de cada lado unos 50 a 60 carros en un lapso de 10 minutos para que equitativamente los conductores puedan pasar”.

Los uniformados trabajan las 24 horas, pese a las lluvias caídas las últimas horas, repartidos en tres turnos con la consigna de evitar que se caotice la circulación sobre el puente ya que gran parte de los vehículos que transitan son de tipo pesado y extra pesado.

Durante el tiempo que duró la emergencia por el corte de la vía, la transportación pesada utilizó el enlace a través de la vía Molleturo-Cuenca. Incluso ocurrió con algunas frecuencias de buses interprovinciales.

Un chofer de Rutas Orenses vio con satisfacción la reapertura del puente. Él cubre la ruta Huaquillas-Guayaquil y entre el domingo y el miércoles debió emplear 9 horas en cada viaje. “Para llegar a Guayaquil teníamos que tomar por Santa Isabel, Girón, Cuenca, el Cajas, Molleturo, Puerto Inca. Era un viaje más largo y por el mismo precio tanto del pasaje como del pago al chofer”.

El resto de unidades de siete cooperativas así como de dos empresas de servicio ejecutivo utilizó el sistema de trasbordo en Río Bonito para acortar los tiempos de viaje. Se calcula que por esa vía, conocida como la E 25 o anteriormente la Panamericana, circulan a diario unos 1 000 buses de transporte de pasajeros.

En total son alrededor de 12 000 los vehículos que la recorren por día incluidos desde Loja y del Perú.

Luis Sabando, conductor de un camión, dijo que a los cinco días volvió a realizar un viaje. El transporta cajas de banano de pequeños productores de Tenguel que, pese a pertenecer a Guayaquil, por su cercanía prefieren vender su fruta en Puerto Bolívar. “Durante estos días no se cortó la fruta”.

Con la reapertura del paso la tranquilidad volvió a Río Bonito. Hasta las 16:30 del miércoles, pobladores ayudaban a pasar en moto a los viajeros, o cargaban sus maletas y bultos a cambio de una propina que oscilaba entre los USD 0,50 y 1. Ya no se ve el movimiento masivo de transeúntes y de comerciantes ambulantes. Apenas ahora quedó un heladero que en solamente 1 hora ayer vendió todos sus productos.

En el pequeño poblado de agricultores está aún personal del MTOP que es el encargado de dar mantenimiento en las rampas de acceso al puente. Cuando aprecian la presencia de huecos por el paso de los vehículos, sobre todo pesados, colocan nuevo material pétreo.

En tanto, maquinaria y personal del Ministerio trabaja río arriba en el paso provisional habilitado que debió ser cerrado.

Trascendió que por allí empezaron a pasar camiones cuando fue construido solo para automotores livianos. Se mandó a buscar un material más rocoso para que, además, pueda soportar las lluvias que caen constantemente. Se espera que mañana pueda volver a ser utilizado para ayudar a hacer más fluido el tráfico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)