21 de junio de 2015 16:01

Un puente de 400 metros de largo unirá la isla de Muisne con el continente

La obra beneficiará a unos 9 000 habitantes. Foto: El Comercio

La obra beneficiará a unos 9 000 habitantes. Foto: El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 31
Marcel Bonilla

Con una inversión de USD 13 millones, el cantón Muisne, sur de la provincia de Esmeraldas, a través del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), contará con un puente de 400 metros de largo, que una la isla con el continente.

Los estudios fueron realizados por esa cartera de Estado. Se terminan los de prefactibilidad para empezar con la construcción hasta finales del año, según la Dirección de Planificación del Cabildo muisneño.

La construcción del puente es prioritaria, porque servirá como ruta de evacuación en caso de eventos como un tsunami. Ahí se han realizado cuatro simulacros de evacuación por alerta de maremoto y la capacidad de respuesta de la población no es la más adecuada.

Muisne se encuentra en una zona de riesgo, según la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR).

El puente también permitirá una mayor afluencia de turistas que buscan la playa, en donde hay actualmente 96 negocios. Los vehículos podrán pasar sin necesidad de la gabarra que se emplea para cruzar el estuario de Muisne.

Lorena Zambrano, habitante de la isla, cree que la obra beneficia a los 9 000 habitantes, pero también afecta el mercado laboral de 80 familias que viven del transporte fluvial en las dos cooperativas que ahí operan. Unos cobran USD 0,25 por cruzar de un lado al otro. La otra realiza recorridos por el estuario pasando por la isla Bonita, y cobran hasta USD 30 por persona.

Además, en la isla existen cuatro precooperativas que agrupan a 300 tricicleros, encargados del llevar a los turistas desde el muelle hasta la playa, por 0,50 centavos de dólar. El puente también los afectaría, porque se reduciría el uso de ese medio de transporte que es característico en la isla.

El alcalde, Eduardo Proaño, asegura que se está trabajando con la dirección del Turismo del Municipio para encontrar una alternativa para los lancheros y tricicleros, en los próximos ocho meses, plazo previsto pare empezar el montaje de la infraestructura del viaducto.

De acuerdo con el diseño del proyecto, los lancheros podrán seguir ejerciendo sus labores y quedará a disposición de los turistas que deseen disfrutar de la experiencia de pasar en bote hacia la isla.

La compañía china encargada de ejecutar los trabajos durante 12 meses es la CMEC-Ecuador, que importará las piezas del puente desde China.

Según Mr. Tu Xuanwei, apoderado de la compañía, el puente será de dos carriles y habrá un espacio para que los peatones puedan contemplan la belleza del estuario del río Muisne.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)